El anuncio de Google de que tiene la intención de digitalizar un porrón de millones de libros para volcarlos en su ubicuo y omnipotente buscador es una de las noticias más interesantes que han aparecido por la Red en los últimos tiempos. “El sueño de cualquier bibliotecario a un clic de ratón”, dicen unos; “otro efecto del imperialismo cultural yanqui que amenaza nuestra singularidad cultural”, afirman otros.

Que se haga pronto, digo yo, y que cunda el ejemplo cuanto antes: digitalización de todo lo que merezca la pena, no sólo de los fondos de bibliotecas norteamericanas, y puesta a disposición, para todos los internautas, de forma gratuita y universal, de esas miríadas de libros y documentos acumulados por la humanidad desde su origen, que en muchos casos no hacen más que coger polvo en los anaqueles de las bibliotecas.

Podéis ver una interesante discusión sobre este asunto en Barrapunto.

alojamiento wordpress