Gracias a una entrada de Tecnología obsoleta, la estupenda bitácora de Alejandro Polanco Masa, descubrí ayer una de esas perlas cultivadas que de vez en cuando ofrece la web: nada menos que Crea tu propia novela de Dan Brown, un generador automático de novelas al estilo del escritor norteamericano.

Su funcionamiento no puede ser más simple: cada vez que recarga la página en el navegador (pulsando F5, por ejemplo), el usuario obtiene un nuevo argumento novelesco à la manière de Brown, ilustrado con la portada correspondiente. La técnica combinatoria es excelente, y los resultados absolutamente descacharrantes. No sé quién es el autor, pero no hay duda de que se trata de un genio de la programación y del humor.

No creo que su autor haya pensado en ello, pero estoy convencido de que Crea tu propia novela de Dan Brown podría ser un recurso de gran utilidad para los sufridos profesores de Lengua Castellana y Literatura, tan a menudo injustamente acusados de muermos y poco imaginativos. En torno a este generador automático de argumentos novelescos se pueden organizar actividades didácticas muy interesantes, a saber:

  1. Aislar los elementos narrativos utilizados en la técnica combinatoria: personajes, espacios, tiempos, secuencias, etc. (no son tantos como parece a primera vista).
  2. Identificar los elementos propios de las novelas de intriga y acción (los llamados thrillers), que se utilizan en la técnica combinatoria.
  3. Analizar los aspectos paródicos y humorísticos.
  4. Analizar los mecanismos de la ficcionalidad y la verosimilitud a partir de las secuencias generadas aleatoriamente.
  5. Analizar elementos de estilo característicos: adjetivación, nombres propios, denominación de organizaciones, verbos, etc.
  6. Producir nuevos ejemplos de combinaciones a partir de los elementos narrativos aislados en 1. Se pueden proponer combinaciones humorísticas, pero también “serias”.
  7. Examinar la relación entre los elementos textuales y los paratextuales: las portadas, los títulos de las novelas, las imágenes y las críticas que las acompañan.
  8. Realizar operaciones de análisis y recombinación semejantes, a partir de otros géneros literarios, cinematográficos o televisivos.

Seguro que a cualquier profesor de Lengua se le ocurren un montón de actividades igualmente interesantes y productivas.

alojamiento wordpress