El fin de semana ha sido bastante fructífero. Además de discutir provechosamente con Felipe Zayas en Darle a la lengua y de ejercer como tío de mis cinco adorables sobrinos, he estado investigando las posibilidades del tema Tarski, que incorporé a La Bitácora del Tigre el pasado 30 de mayo, y de varios plugins que le sacan un enorme partido a este espléndido tema.

Para empezar, el hecho de que Tarski permita trabajar con los Widgets me ha liberado de la ingrata tarea de editar “a pedaleta” el código PHP de la barra lateral. Gracias al plugin King Text Widget, puedo arrastrar allí todos los fragmentos de código que me apetezcan (HTML o PHP o una mezcla de ambos, indistintamente), porque Widgets y sus plugins asociados se encargan de dejarlo todo en orden y bien compuesto; “niquelao”, que diría un castizo.

Y está claro que los widgets son adictivos. Desde el viernes he probado un montón, con los errores consiguientes y algún desaguisado temporal. Más vale que algún bloguero amigo me ha advertido privadamente de los errores derivados de mi obsesión “pluguinera”, porque de otro modo vete a saber por dónde andaría ahora la bitácora. En cualquier caso, hago un breve resumen de las sofisticaciones añadidas al blog:

  • Live Comment Preview, un complemento que permite que los usuarios que realizan un comentario vean en tiempo real el texto que van escribiendo.
  • Google Sitemaps, para mejorar la indexación de la bitácora por parte de Google (y ya de paso, a ver si me proporciona algún dinerico extra).
  • SRG Clean Archives, que genera en un periquete una utilísima página de entradas archivadas.
  • Ultimate Tag Warrior: una maravilla, capaz de crear etiquetas descriptoras de cada una de las entradas y de disponerlas de mil y una maneras. En conjunción con Tarski, que ha sido diseñado pensando en este plugin, el UTW-3 permite crear barras de enlaces para la navegación por la bitácora (véase, por ejemplo, la que aparece bajo el último párrafo de esta entrada), nubes de etiquetas y demás artefactos de búsqueda y navegación basados en tags. El Ultimate Tag Warrior, además, convierte en un juego de niños la tarea de compartir las etiquetas con distintos servicios web, como Technorati, del.icio.us, Flickr, la Wikipedia (en inglés), etc. Para ello, basta con hacer clic en el ángulo (») que aparece tras cada etiqueta, lo cual despliega los iconos correspondientes a los mencionados servicios. Se hace clic sobre ellos y… ¡magia!
  • Word Stats: un plugin no tan sofisticado como la mayoría de sus compañeros, pero muy interesante para mis propósitos. El resultado de este generador de estadísticas de elaboración de la bitácora puede verse aquí.

Supongo que se me nota que estoy entusiasmado con el Tarski, que además de todas las ventajas antedichas permite añadir a las plantillas código propio en un fichero especial (constants.php, que todavía no he logrado desentrañar del todo) y hojas de estilo (CSS) complementarias, todo lo cual redunda en un mantenimiento mucho más sencillo y en la consecución de ese ideal todavía no plenamente logrado por los gestores de contenido, que es la separación entre el contenido y la presentación. Si no media algún desastre por medio o no aparece algo mucho mejor, prometo ser fiel a Tarski durante un largo período de tiempo.

alojamiento wordpress