Bernard Herrmann, The Essential Film Music

Bernard Herrmann, The Essential Film Music

Por esta sección de podcasts, en la que no publicaba desde hace seis semanas, se asoma hoy un gigante de la música para películas, Bernard Herrmann. Compositor favorito de Alfred Hitchcock, para quien escribió las partituras de Algo pasa con Harry, El hombre que sabía demasiado, Falso culpable, Vértigo, Psicosis, Marnie la ladrona y Cortina rasgada, Herrmann fue también autor de las bandas sonoras de muchas otras películas memorables, como Ciudadano Kane y El cuarto mandamiento, de Orson Welles, El fantasma y la señora Muir, de Joseph L. Mankiewicz, Ultimátum a la Tierra, de Robert Wise, La casa en la sombra, de Nicholas Ray, Los desnudos y los muertos, de Raoul Walsh, El cabo del terror, de J. Lee Thompson, Fahrenheit 451 de François Truffaut, Hermanas y Obsesión, de Brian de Palma, o Taxi Driver, de Martin Scorsese. Este último film, que contiene uno de los solos de saxo más estremecedores de la historia del cine, está dedicada a la memoria del compositor neoyorkino, fallecido algunos meses antes del estreno.

Es difícil encontrar otro compositor con una trayectoria de tan altísima calidad. La belleza de sus melodías, la perfección de sus orquestaciones y lo variado de sus recursos musicales lo convierten en todo un emblema de la música para cine. Yo he querido traer a La Bitácora del Tigre uno de sus temas más evocadores, aunque no de los más conocidos, una música maravillosa, poética y al tiempo dramática, con algo de la delicadeza de los impresionistas franceses, pero también con la intensidad subyugadora de las melodías infinitas wagnerianas, que subraya perfectamente las sensaciones de añoranza y pérdida que recorren la película a cuya banda sonora pertenece. Es el “Romance” de Las nieves del Kilimanjaro, un clásico del cine romántico y de aventuras, muy libremente basado en el libro de cuentos homónimo de Ernest Hemingway (la traducción española se puede leer en Ciudad Seva). La película fue dirigida por Henry King en 1952, con dos de los actores más apuestos de la historia del séptimo arte –Gregory Peck, mi actor favorito y Ava Gardner– en el reparto.

El tema forma parte de un disco doble de la Silva Screen Records, Bernard Herrmann, The Essential Film Music Collection, que adquirí junto a otros cuatro o cinco en la tienda online de la FNAC (véase una interesante reseña del disco, a cargo de José-Vidal Rodríguez, en Score Magacine). Desde que lo compré, unas semanas antes de Navidad, lo he oído en decenas de ocasiones, la mayor parte de ellas en el iPod de 80 Gb. que le regalé a Pilar por Reyes (es uno de esos regalos que se hacen con previsión estratégica). Más de una vez pierdo la noción del tiempo con esta música tan llena de pasión y belleza.

Bernard Herrmann, “Romance”, The Snows of Kilimanjaro, 1952, 8,17 minutos. The Essential Film Music Collection, 2006, Silva Screen Records, disco 1, pista 6.

alojamiento wordpress