José María González-Serna publicó ayer una interesantísima entrada, con el título El canon de la literatura juvenil, en el que, a partir de la glosa de una conferencia y un libro de Vicenç Pagès Jordà (sobre el autor y la obra, véanse los enlaces que José María proporciona en su artículo), propone su propio y motivado canon de lecturas para jóvenes.

Como hace tiempo que yo tenía en mente este asunto, me he decidido a ponerlo por escrito, aunque con ciertas particularidades, que paso a detallar. La primera es que la mía no es una selección convencional, pues todos sus títulos (cuarenta, no he sido capaz de conformarme con menos) tienen una clara orientación genérica, en torno a la literatura fantástica y de ciencia ficción. Así me evito repetirme con respecto a los cánones de Jordà y González-Serna, y además rindo homenaje a unos géneros sobre los que en alguna ocasión anterior ya he ejercido de antologista. La segunda es que, a diferencia de la de Pagès Jordà, mi selección no evita los autores contemporáneos ni los de lengua española, pues, sobre todo en la literatura hispanoamericana, hay un riquísimo venero de escritores fantásticos que tienen indudable interés.

Portadas de las ediciones inglesas de 1984 y Un mundo feliz

Con la vista puesta en su posible utilización por parte de los profesores, en la lista he tratado de incluir obras no demasiado largas (hay excepciones, como los novelones de Frank Herbert y Tolkien) y muchos libros de cuentos, pues, además de ser un vehículo muy apropiado para la expresión de lo fantástico, siempre permiten a los profesores realizar selecciones ad hoc o propuestas didácticas singulares. Por último, el catálogo tiene ciertas pretensiones de universalidad, aunque, como no podía ser de otra manera, también hay en él alguna elección descaradamente subjetiva. Es probable que el caso más evidente de parcialidad sea el de Incidente en Atocha, de José Ferrer-Bermejo (Alfaguara, 1982; lo más seguro es que sea inencontrable, salvo en bibliotecas): un libro delicioso, divertidísimo, al que le tengo una devoción inextinguible y sin fisuras.

He aquí mi lista, a los efectos oportunos:

  1. Isaac Asimov, Yo, robot.
  2. Max Aub, Escribir lo que imagino. Cuentos fantásticos y maravillosos.
  3. Gustavo Adolfo Bécquer, Leyendas.
  4. Adolfo Bioy Casares, Historias fantásticas.
  5. Arthur C. Clarke, Cita con Rama.
  6. Jorge Luis Borges, Ficciones y El Aleph.
  7. Ray Bradbury, Crónicas marcianas.
  8. Julio Cortázar, Casa tomada y otros cuentos.
  9. Arthur Conan Doyle, El mundo perdido.
  10. Michael Crichton, Parque Jurásico.
  11. Rubén Darío, Cuentos fantásticos.
  12. Philip K. Dick, El hombre en el castillo.
  13. Cristina Fernández Cubas, El ángulo del horror.
  14. José Ferrer-Bermejo, Incidente en Atocha.
  15. Gabriel García Márquez, Cien años de soledad.
  16. William Golding, El señor de las moscas.
  17. Robert A. Heinlein, Tropas del espacio.
  18. Frank Herbert, Dune.
  19. E.T.A. Hoffmann, Cuentos.
  20. Aldous Huxley, Un mundo feliz.
  21. M.R. James, Cuentos de fantasmas.
  22. Ursula K Le Guin, La mano izquierda de la oscuridad.
  23. Stanislaw Lem, Fábulas de robots.
  24. H.P. Lovecraft, El horror de Dunwich.
  25. Arthur Machen, Cuentos.
  26. Guy de Maupassant, El Horla y otros cuentos fantásticos.
  27. José María Merino, La casa de los dos portales y otros cuentos.
  28. Walter M. Miller, Cántico por Leibowitz.
  29. Augusto Monterroso, Cuentos y fábulas.
  30. George Orwell, 1984.
  31. Joan Perucho, Fabulaciones.
  32. Edgar Alan Poe, Narración de Arthur Gordon Pym.
  33. Horacio Quiroga, El síncope blanco y otros cuentos de horror.
  34. Clifford D. Simak, Estación de tránsito.
  35. J.R.R. Tolkien, El señor de los anillos.
  36. Mark Twain, Un yanqui en la corte del Rey Arturo.
  37. Julio Verne, La isla misteriosa.
  38. Kurt Vonnegut, Matadero cinco.
  39. H.G. Wells, La guerra de los mundos.
  40. John Wyndham, El día de los trífidos.

¿Qué tal si los colegas blogueros de Lengua y Literatura y de otras áreas se animan a elaborar sus propias selecciones? Creo que en la blogosfera educativa ya se han publicado más de una vez este tipo de listas, pero no vendría mal contar con unas cuantas propuestas. Si la iniciativa cuaja (esto no es un meme, lagarto, lagarto), yo me brindo a recopilarlas y elaborar con ellas el PDF correspondiente.