Hace ya por lo menos un par de semanas que el equipo de desarrollo de WordPress venía amagando con la inminente aparición de la versión 2.2. Tras algún retraso, hoy se ha hecho público el anuncio correspondiente, que incluye un listado no muy largo, pero desde luego sabroso, de interesantes novedades (quien desee información más detallada y precisa sobre los cambios que trae consigo la nueva versión, que lea el excelente artículo de Aaron Brazell, 10 Things You Should Know About WordPress 2.2).

Como de costumbre, me he lanzado de cabeza a actualizar el blog, pues había un par de características de la nueva versión que me interesaba mucho comprobar: la primera, el soporte nativo para los widgets de la barra lateral, que a partir de ahora están integrados en el núcleo del CMS sin necesidad de complementos adicionales. La segunda, la mejora del sistema de gestión de plugins, que a partir de esta versión es mucho más seguro y eficaz.

En efecto, WordPress 2.2. se ha diseñado para evitar que un plugin mal programado inutilice el blog (a esto le llaman plugin sandboxing, hay que ver qué curiosas metáforas se inventan los informáticos), y además incorpora la posibilidad de desactivar todos los plugins de una sola vez, con un único clic de ratón, lo cual nos viene muy bien a quienes hacemos muchas pruebas con diversos complementos. Hubiera sido deseable que también estuviera disponible la reactivación de todos los plugins con un clic, pero parece que esta característica habrá de esperar a la versión 2.3.

La actualización ha sido tan fácil como de costumbre (para no repetir lo que ya he escrito muchas otras veces, remito a los lectores a los artículos que he ido dedicado a las sucesivas actualizaciones de WordPress), pero no así la reactivación de los plugins. Al llegar al King Widget Framework y al King Text Widget (los había dejado para el final, hay que ver lo que es la intuición), se me han caído los palos del sombrajo. A tenor de mis averiguaciones y teniendo en cuenta también los comentarios que varios usuarios han dejado en el sitio web del programador, el King Text Widget no funciona con la versión 2.2 de WordPress. Es una verdadera lástima, pues me resultaba muy útil contar con un complemento como éste, que permite ejecutar código PHP en los widgets de la barra lateral.

He estado buscando alguna alternativa, y la he encontrado en el PHP Exec Widget, más modesto y con menos posibilidades, pero al menos sobre el papel capaz de ofrecerme la funcionalidad que necesitaba. Sin embargo, tras activarlo y utilizarlo con tres fragmentos de código distintos, he comprobado que, aunque en teoría admite nueve instancias diferentes, a partir de la segunda el resultado del widget se duplica. Es decir, la primera instancia funciona bien, pero al crear una segunda instancia, el contenido de la primera aparece dos veces en la barra lateral. Si se crean tres instancias, entonces la primera aparece tres veces, y así sucesivamente.

Ya había renunciado a insertar más de una instancia del PHP Exec Widget cuando he dado con el artículo de Aaron Brazell citado en el primer párrafo, que a su vez se refiere a este problema y remite a la solución propuesta por Ryan Boren. Rápidamente he realizado los cambios pertinentes, he subido la nueva versión del plugin, he editado tres instancias (que luego se han quedado en dos) y voilà, todo ha funcionado a las mil maravillas. Una prueba más de que la “inteligencia colectiva de la blogosfera” es más que una rimbombante expresión.

Todavía no he hecho mucho desgaste de WordPress 2.2, pero parece que las tareas de administración en esta nueva versión, y en concreto la edición o reedición de entradas y la activación o desactivación de complementos, van más ligeras que antes. Echo en falta los King Text Widgets, porque eran un recurso muy flexible y potente para la edición de la barra lateral, pero estoy seguro de que no tardarán mucho en publicarse las actualizaciones de rigor. Y, mientras tanto, me conformo con lo que tengo a mano, que no es poco.

Addenda del 17 de mayo de 2007

La versión 2.2. de WordPress ya tiene traducción al español, mediante el correspondiente archivo es_ES.mo. Acabo de encontrarla en Carrero, un blog que ya había publicado las traducciones para versiones anteriores.

Por cierto, que me he olvidado de decir que la versión 2.2. de WordPress se llama “Getz”, en recuerdo del famoso saxofonista Stan Getz, uno de los intérpretes de jazz que más me gustan. Vaya en su honor este fragmento de la película Get Yourselft a College Girl, una película de 1964 donde aparece Stan Getz acompañando al saxofón a una tímida y algo envarada Astrud Gilberto. La todavía esposa de João Gilberto (la pareja se divorció en 1964) canta, como no podía ser de otra manera, “La chica de Ipanema”, de Antonio Carlos Jobim.

Addenda del 18 de mayo de 2007

Ayer descubrí una novedad de la versión 2.2. que tiene cierto interés, pues puede desconcertar a los usuarios que hayan realizado la actualización: a diferencia de versiones anteriores, el editor de WordPress 2.2. no presenta en la parte inferior de la página una vista previa del documento que se está editando. Lo que hace es disponer un enlace en la parte superior derecha de la ventana de edición (véase la imagen que figura bajo estas líneas), mediante el que se abre, en una nueva página, la entrada que se está editando. No sé si es un enfoque mejor o peor que el anterior (hay opiniones en los blogs para todos los gustos), pero lo cierto es que obliga a trabajar de manera diferente. En todo caso, más vale estar avisado del cambio, para evitar alarmas injustificadas.

Editor de WordPress 2.2

Segunda addenda del 18 de mayo de 2007

El problema con el plugin PHP Exec Widget no es exclusivo de este complemento. En realidad, tiene su origen en una de las novedades de la versión 2.2: la incorporación de los widgets al núcleo de la aplicación, lo cual hace innecesaria la instalación del plugin homónimo. Para solucionarlo, hay que modificar el archivo /wp-includes/widget.php. Véase, a este respecto, la descripción del error y su solución en La Tierra Media.

alojamiento wordpress