Aventuras del profesor Challenger, de Arthur Conan Doyle

Aventuras del profesor Challenger, de Arthur Conan Doyle

Ayer acabé una larga reseña de Aventuras del profesor Challenger, un libro de la editorial Valdemar que contiene cinco relatos (la novela El mundo perdido, la novela corta La zona ponzoñosa, los relatos Cuando la Tierra lanzó alaridos y La máquina desintegradora y otra novela corta, El abismo de Maracot), los cuatro primeros protagonizados por el profesor George Edward Challenger, uno de los más famosos personajes nacidos de la fértil imaginación de Sir Arthur Conan Doyle. No voy a tratar aquí de los aspectos puramente literarios del libro, porque son el objeto de la reseña, que tengo comprometida con otra publicación, sino de su posible utilización como propuesta didáctica para las aulas de Secundaria.

Porque estoy convencido de que El mundo perdido es una novela que tiene un interés indudable desde el punto de vista educativo. No sólo trata un tema que les gusta a muchos adolescentes y jóvenes (el de las aventuras en una tierra inexplorada donde sobreviven dinosaurios jurásicos y otros animales prehistóricos), sino que posee valores literarios muy estimables, tanto por lo que se refiere a su estructura narrativa y los detalles de su filiación genérica, a caballo entre la narrativa de aventuras y la ciencia ficción, como por la configuración de los personajes y las relaciones que se establecen entre ellos. Además, El mundo perdido es una novela cuya lectura y análisis permite abordar muy diversos asuntos de interés ético y social, así como temas históricos y científicos sobre los que se pueden llevar a cabo actividades interdisciplinares muy interesantes.

En todo caso, conviene advertir que se trata de una novela que presenta algunos problemas de cierta envergadura. El primero, un estilo y unos hábitos narrativos que a los alumnos de hoy suelen antojarse excesivamente retóricos o anticuados (iba a decir “decimonónicos”, pero lo cierto es que la obra se publicó en 1912). El segundo, un sentido del humor muy inglés, por llamarlo de alguna manera, que a mí me encanta pero que a muchos chavales se les escapa, o al que no le encuentran ninguna gracia. El tercero, la competencia poco menos que desleal que frente a la obra de Arthur Conan Doyle ejercen las de Michael Crichton (Parque Jurásico y El mundo perdido) y sobre todo las tres adaptaciones cinematográficas que ha inspirado la saga crichtoniana: Parque Jurásico y El mundo perdido, de Steven Spielberg, y Parque Jurásico III, de Joe Johnston. Cualquier profesor que se plantee llevar a clase la novela de Arthur Conan Doyle ya sabe a qué clase de sugerencias habrá de enfrentarse.

Yo tengo la experiencia, más bien ambivalente como suele ocurrir en estos casos, de haber trabajado con mis alumnos y alumnas de 4º de Secundaria esta novela, algunos de cuyos episodios y personajes les gustaron mucho, y otros más bien poco o nada. En su día, tras leer y analizar junto a ellos la novela, les propuse la siguiente lista de temas de trabajo, que debían realizar por grupos, con arreglo a unas normas prefijadas, entre las cuales figuraba la de que cada grupo podía escoger un tema, y el mismo tema no podían abordarlo dos grupos:

  1. Análisis de la estructura narrativa: partes de la novela, función de las diversas partes en el conjunto y relación de dichas partes entre sí.
  2. Estudio de la novela en relación con las características del género de la novela de aventuras.
  3. Análisis del personaje del profesor G.E. Challenger: función del personaje dentro de la obra, carácter, personalidad, actitudes, motivaciones, comportamiento, evolución a lo largo de la obra, etc.
  4. Análisis del personaje de Edward D. Malone: función del personaje dentro de la obra, carácter, personalidad, actitudes, motivaciones, comportamiento, evolución a lo largo de la obra, etc.
  5. Análisis del personaje de Lord John Roxton: función del personaje dentro de la obra, carácter, personalidad, actitudes, motivaciones, comportamiento, evolución a lo largo de la obra, etc.
  6. Valoración personal, argumentada y razonada, de la novela, señalando sus virtudes y defectos, su interés y actualidad, el atractivo de sus personajes, los aspectos que te han gustado o disgustado, etc.
  7. Análisis de los procedimientos y técnicas narrativas utilizadas para crear suspense, tensión e intriga.
  8. Análisis de los procedimientos y técnicas narrativas utilizadas para crear y mantener la verosimilitud.
  9. Estudio de la novela en relación con las características del realismo literario, y en especial la novela realista del siglo XIX.
  10. Presencia e importancia del humor y de la comicidad en la novela.
  11. Estudio de la relación de la novela con la geografía real de la cuenca del Amazonas: semejanzas y diferencias, recreación del paisaje por parte del autor, etc.
  12. Estudio de la novela con relación a las ideas científicas de la época de Arthur Conan Doyle y con la teoría de la evolución de Darwin: geografía, geología, zoología, botánica, paleontología, antropología, etc.
  13. Estudio de la ideología del autor tal como se manifiesta en la novela: colonialismo e imperialismo, superioridad del hombre blanco, presencia de la mujer en la obra, etc.

A la lista que acabo de transcribir podría añadir otros motivos de estudio y análisis, suscitados por la relectura de la novela en la ya citada edición de Aventuras del profesor Challenger:

  1. La importancia de la amistad y la camaradería en la configuración de los personajes y el desarrollo de la trama.
  2. La configuración de los personajes desde el punto de vista de su caracterización como héroes o antihéroes.
  3. El sentido de la maravilla y el asombro como elementos de caracterización de la novela y de parentesco con el género de la ciencia ficción.
  4. Estudio de la diferencia existente entre la mentalidad de la época, tal como se manifiesta en la novela, y la actual.

Algunos de estos temas de estudio son especialmente propicios para verterlos en el molde de un planteamiento de inserción curricular de las Nuevas Tecnologías. Qué webquest tan estupenda se podría organizar en torno a la fundamentación científica del relato, la identificación de sus principales elementos geográficos y la localización de los motivos geológicos que lo inspiraron (por ejemplo, los sorprendentes tepuyes del Parque Nacional de Canaima, espléndidamente representados en las galerías de Flickr); qué recorrido virtual se podría trazar mediante Google Maps para seguir en la Cuenca Amazónica las peripecias de Challenger, Summerlee, Malone y Roxton; qué presentaciones se podrían crear como ilustración de las muchas especies de dinosaurios y otros animales prehistóricos que cita Arthur Conan Doyle en su libro, y cuántas cosas más.

Para que no se diga que tiro la piedra y escondo la mano, aquí van tres presentaciones de dinosaurios conandoyleanos, que he compuesto en menos tiempo del que se tarda en explicarlo, gracias a FlickrSLiDR:

1. Alosaurios, grandes y feroces dinosaurios carnívoros:


Created with Paul’s flickrSLiDR.

2. Estegosaurios, enormes bestias acorazadas:


Created with Paul’s flickrSLiDR.

3. Iguanodontes, pacíficos saurios vegetarianos, que los habitantes del mundo perdido crían como si fueran ganado:


Created with Paul’s flickrSLiDR.

A los colegas a quienes les haya inspirado esta propuesta didáctica, tal vez les venga bien una lista de algunas ediciones asequibles de la novela en castellano:

  • Aventuras del profesor Challenger. El mundo perdido. La zona ponzoñosa. Cuando la Tierra lanzó alaridos. La máquina desintegradora. El abismo de Maracot, Madrid, Valdemar (Colección “Gran Diógenes”, 9), 2006, traducción de Amando Lázaro Ros, 568 páginas. ISBN: 84-7702-559-2.
  • El mundo perdido, Madrid, Alianza Editorial (Col. “El libro de bolsillo. Biblioteca juvenil”, 8037), 2002, traducción de J. Agustín Mahieu, 280 páginas. ISBN: 84-206-3927-3.
  • El mundo perdido, Madrid, Anaya (Col. “Tus libros”, 9), 2002, traducción de J. Agustín Mahieu, 272 páginas. ISBN: 84-667-1561-4.
  • El mundo perdido, Madrid, Valdemar (Col. “El Club Diógenes”, 4), 2006, traducción de Amando Lázaro Ros, 400 páginas. ISBN: 84-7702-153-8.
alojamiento wordpress