De cara a las vacaciones veraniegas estoy preparándome un paquete informático de emergencia (todavía no he decidido si llevarme el portátil, como hice el año pasado), formado por la PDA, un pincho de 2 GB. de capacidad y la cuenta de Netvibes que he abierto hace apenas veinticuatro horas. Sí, ya sé lo que estáis pensando la mayoría de los lectores de La Bitácora del Tigre (“a ti te iba a dar yo otro paquete”, “menudo paquete estás tú hecho”, etc., etc.), pero uno es víctima de sus neurosis y sus adicciones, y cree mejor asumirlas con valentía, y aun exhibirlas retadoramente, que sobrellevarlas en secreto, de forma vergonzante.

Con la PDA haré experimentos de publicación en el blog, utilizando para ello el correo electrónico y la técnica del blog by email, a no ser que antes del 10 de julio descubra algún cliente para blogs que funcione bien en Windows Mobile. He visto algunas herramientas, pero son de pago, y no me apetece gastarme los cuartos en ellas. Por su parte, en el pincho USB he montado todo un arsenal de aplicaciones portátiles, a partir del completísimo repertorio que ofrece PortableApps.com: 7-Zip, Audacity, ClamWin, FileZilla, Firefox, Gaim, GIMP, KeePass, Kompozer, NVU, OpenOffice, SumatraPDF, Sunbird, Thunderbird y VLC Media Player.

Aunque no he acabado de probar todas estas aplicaciones portátiles, la impresión inicial es excelente. Ahora mismo, mientras escribo estas líneas trasteo con OpenOffice Writer, GIMP, el visor de PDFs y otros programas, estoy oyendo el último disco de Michael Buble en el VLC Player (a todos los lectores de La Bitácora del Tigre: si no habéis probado este programa, instaladlo ya; reproduce todos los formatos habidos y por haber, y tiene versiones para un montón de sistemas operativos). Ciertamente, no van tan rápidos como cuando se ejecutan sus equivalentes instalados en el disco duro, pero funcionan estupendamente.

Me queda la tarea de poner en español los interfaces de las aplicaciones que soportan esta posibilidad y de configurar cuentas de correo, FTP, etc. Parece que los menús de OpenOffice portátiles no se pueden traducir, pero en cambio he podido instalar y utilizar sin ningún problema los diccionarios ortográfico, de guionación y de sinónimos. También he instalado dos o tres extensiones para Firefox, aunque el navegador me ha hecho un par de extraños (habrá que repasarlo, por si acaso).

Y mientras Michael Buble entona los primeros compases de su espléndida versión del “Call Me Irresponsible“, acabo de instalar en mi pincho la versión portátil del cliente para blogs Post2Blog, una de las mejores herramientas de este tipo (y gratis, además), siguiendo el procedimiento descrito al efecto en el sitio web del programa. Ha sido tan fácil que me dan ganas de borrar la aplicación e instalarla dos o tres veces. La versión portátil de Post2Blog tiene otra ventaja adicional, como es la de su perfecta integración en el menú de PortableApps (véase la captura que figura bajo estas líneas). A ver si tengo oportunidad de probarlo a fondo, porque excita mis peores instintos de bloguero.

Menú de PortableApps

En cuanto a mi cuenta de Netvibes, todavía estoy demasiado verde en el uso de este servicio como para confiarme por entero a sus cuidados, pero lo que he podido comprobar en apenas un par de horas de recorrido por sus interminables cascadas de opciones en AJAX basta para convencerme. Lo malo es que tengo una enorme cantidad de enlaces y recursos que podría añadir a la cuenta, y no sé por dónde empezar. Supongo que comenzaré por colgar treinta o cuarenta URLs y un par de docenas de fuentes RSS (la construcción modular de Netvibes permite reorganizar los elementos de la página con gran facilidad) y, luego, Dios dirá.