Con esta entrada comienzo una serie de artículos dedicados a los clientes para blogs, cuyas dos próximas entregas se publicarán en breve. Para evitar posibles confusiones, conviene aclarar que el contenido de estos artículos no es nuevo, pues ya fue publicado a mediados de julio en el sitio web del Segundo Encuentro de Edublogs, al que contribuí con este trabajo. En su versión para La Bitácora del Tigre, sólo he realizado cambios mínimos: añadir el análisis de algún cliente para blogs de aparición muy reciente (LIPIDr), modificar algunos elementos de formato, para ajustarlo al diseño de mi blog, y repasar la redacción, que contenía algún gazapo.

La elaboración de estos tres artículos, que ha requerido una exhaustiva revisión del código HTML original, responde también a otro objetivo: comprobar la capacidad de WordPress para abordar la creación de documentos largos y complejos. A tal efecto, he utilizado las funciones de edición avanzada que proporciona el plugin Advanced TinyMCE Editor, así como las herramientas de formateo de notas a pie de página del plugin WP-Footnotes. De uno y otro traté, respectivamente, en las entradas del 29 de julio y del 14 de agosto.

Para agilizar la carga de las entradas y mejorar su legibilidad, cada una de ellas aparece paginada. La numeración de las notas, por su parte, corresponde a la del documento original. Cuando finalice la serie, publicaré un índice completo de este trabajo.

Introducción

Los clientes para blogs o editores de blogs (desktop blog clients es el nombre que reciben este tipo de aplicaciones en inglés) son programas destinados a facilitar las tareas de escritura que habitualmente se llevan a cabo en un blog. Al menos en teoría, un buen cliente para blogs debería ser capaz de proporcionar al gestor de contenido (CMS) o plataforma de publicación que administra el blog toda la información que requiere la edición y revisión de las entradas, de modo que sólo sea necesario acudir al CMS o plataforma de alojamiento para otro tipo de tareas: administración, ordenación, diseño, etc.

1. Funcionamiento básico

En casi todos los casos, el funcionamiento de un editor de blogs comprende tres etapas o procesos claramente diferenciados:

  • Configuración del cliente para conectarlo con el gestor de contenidos o plataforma de publicación que aloja el blog.
  • Edición de las entradas, para lo cual los clientes para blogs disponen de funciones muy semejantes a los de los procesadores de texto y editores de código HTML.
  • Publicación de la entrada, que normalmente se realiza en un único paso.

La mayoría de clientes para blogs soportan distintas APIs, lo cual hace posible que se conecten con diferentes gestores de contenidos (CMS) y plataformas de alojamiento. Muchos permiten crear cuentas de publicación diferenciadas, e incluso hacen posible la publicación simultánea en varias de ellas (fenómeno denominado cross-posting).

Los clientes para blogs permiten editar la tipografía, disponer la alineación y sangrado de los párrafos, insertar imágenes y otros elementos multimedia, editar enlaces, crear tablas, corregir la ortografía, realizar operaciones de búsqueda y reemplazo, etc. Hay clientes para blogs muy escuetos, y otros muy completos que cuentan con funciones de edición de gran complejidad, pero en general todos permiten editar las entradas con más flexibilidad y potencia que los editores disponibles en las aplicaciones que gestionan los blogs.

Para redactar una entrada con un editor de blogs, no es necesario estar conectado a Internet; si el usuario no dispone de conexión permanente o su ancho de banda es limitado, puede redactar el contenido en local y, tras completarlo, conectarse para publicarlo. La mayor parte de clientes para blogs también permiten guardar en local los borradores y versiones definitivas de las entradas, lo que los convierte en herramientas muy útiles para crear copias de seguridad de las entradas.

A la hora de publicar una entrada, los clientes para blogs suelen tener en cuenta todas las características propias de este medio de comunicación, e indican título, autoría, categoría(s) de la entrada, fecha, posibilidad o no de insertar comentarios, posibilidad de hacer pings, resumen, etc. La mayor parte de estas aplicaciones pueden publicar la entrada en modo de borrador, lo que resulta muy conveniente cuando se desea completar la edición “a mano”, en caso de publicación diferida, etc.

2. Características funcionales de los clientes para blogs

Señalamos a continuación las funciones esenciales, y por tanto más habituales, en este tipo de aplicaciones:

  • Pueden conectarse a diferentes gestores de contenidos y plataformas de alojamiento de blogs, lo cual permite editar varios blogs con una única herramienta e incluso publicar en varios blogs de forma simultánea.
  • Detectan automáticamente la codificación del blog al que el usuario se conecta, lo que asegura la compatibilidad de los textos redactados con el juego de caracteres utilizado en cada blog.
  • Pueden funcionar tanto en modo de conexión (online) como desconectados (offline).
  • Disponen de editores potentes y fáciles de usar, con menús semejantes a los procesadores de texto habituales.
  • Permiten guardar borradores (tanto en local como en el CMS o plataforma de alojamiento del blog), así como copias de las entradas publicadas. También permiten editar, corregir y hasta eliminar las entradas ya publicadas.
  • Disponen de correctores ortográficos; aunque muchos sólo cuentan con diccionarios en inglés, tampoco faltan los que permiten realizar la corrección ortográfica en castellano.
  • Permiten realizar tareas de edición de código HTML para conseguir efectos especiales o ajustar el contenido a las necesidades de publicación del CMS o plataforma de alojamiento de blogs.
  • Tienen la capacidad de insertar imágenes y archivos adjuntos (en algunos casos, mediante la técnica de arrastrar y soltar), y de subir éstos al CMS o plataforma de publicación de blogs. La mayor parte de los clientes pueden llevar a cabo esta tarea mediante dos procedimientos diferentes: la conexión con la función upload del CMS, o la conexión mediante FTP.

Los clientes para blogs más potentes poseen, además, otras características avanzadas, especialmente útiles para autores de blogs con experiencia, que necesitan una elevada productividad o que requieren funciones especializadas:

  • Permiten crear y utilizar plantillas, que facilitan la redacción de diferentes tipos de entradas por parte de los autores de blogs.
  • Pueden almacenar secuencias individualizadas y fragmentos de textos utilizados con frecuencia lo cual permite mejorar la productividad y aprovechar las tareas habituales de la edición de blogs.
  • Proporcionan efectos básicos de edición de imágenes y la creación de miniaturas o thumbnails, con enlaces automáticos a la imagen original.
  • Cuentan con modo de funcionamiento WYSIWYG (lo que ves es lo que obtienes). En algunos casos, pueden leer las plantillas del blog original y adecuar la representación del documento al aspecto que tendrá una vez publicado bajo dicha plantilla.
  • Permiten caracterizar las entradas con sistemas de etiquetado semántico al estilo de servicios de la Web 2.0 como del.icio.us, Flickr, Technorati, etc.
  • Permiten exportar los documentos a distintos formatos: TXT, RTF, HTML, XML, etc. Uno de los clientes más completos en este aspecto es Post2Blog, que puede exportar una entrada, o un grupo de ellas, a PDF1.
  • Permiten insertar secuencias de código JavaScript (w.bloggar).
  • Generan estadísticas textuales: palabras comunes, total de caracteres y palabras, etc. (MacJournal, WinJournal). Esta es una característica muy adecuada para los profesionales que tienen que ajustarse a normas editoriales estrictas y para todo tipo de autores que desean controlar con eficacia la longitud de sus entradas.
  • Añaden extensiones a los navegadores (BlogJet, Post2Blog, Windows Live Writer, Zoundry Blog Writer), lo cual permite invocar las funciones del cliente para blogs desde el propio navegador, e incorporar el contenido representado en el navegador a la entrada que se desea publicar. Algunos clientes (BlogJet, Ecto, Post2Blog, Zoundry Blog Writer, por ejemplo) incluso se integran con agregadores y lectores de fuentes RSS, lo que les permite publicar a partir de estas herramientas.
  • Hay algún cliente (Post2Blog) que tiene la capacidad de integrarse con procesadores de texto convencionales (Microsoft Word, por ejemplo), lo que hace posible que el usuario componga la entrada en el procesador de texto y luego la envíe al blog en un único paso.
  • Pueden servir para publicar contenidos multimedia propios de determinados tipos específicos de blogs como podcast, videoblog, fotoblog, etc. (LIPIDr, Journler, MacJournal, w.bloggar, WinJournal), a menudo mediante la integración con servicios y aplicaciones de la Web 2.0, tales como Flickr, Google Maps, Picasa o YouTube. A título de curiosidad, algunos clientes para blogs cuentan con una función que se ha puesto de moda: la detección de la música que en ese momento está escuchando el usuario en su reproductor multimedia, y el establecimiento del correspondiente vínculo.
  • Tienen una estructura modular, lo que permite diseñar plugins o complementos que amplían sus funciones habituales. Aunque no es el único cliente para blogs que cuenta con este tipo de construcción, el ejemplo más conspicuo es Windows Live Writer, una aplicación que cuenta con una enorme cantidad de plugins y extensiones.
  • Pueden instalarse en dispositivos portátiles, como llaves USB o discos de memoria flash, lo que permite su utilización en condiciones de movilidad o emergencia (Post2Blog, Windows Live Writer).
  • Permiten insertar contenido publicitario (Post2Blog, Qumana, Zoundry Blog Writer).

3. Clasificación de los clientes para blogs

Existen muchos clientes para blogs. De hecho, para redactar este análisis se han examinado más de treinta aplicaciones diferentes, por lo que conviene realizar una clasificación que permita organizar semejante variedad. A continuación se ordenan los editores de blogs según diferentes criterios de clasificación.

3.1. Tipo de aplicación

La mayor parte de los clientes blogs corresponden a uno de los tipos de aplicaciones o programas que se describen a continuación:

  • Aplicaciones de escritorio convencionales, que exigen que el usuario disponga de un ordenador en que poder instalar programas, y de una conexión a Internet. Son los casos, entre otros, de BlogApp, BlogDesk, BloGTK, BlogJet, Drivel, Gnome Blog, Journler, LIPIDr, MacJournal, MarsEdit, MultiBlog, Post2Blog, Qumana, Semagic, WB Editor, w.bloggar, Windows Live Writer, WinJournal, Zoundry Blog Writer, etc.
  • Extensiones o plugins para navegadores. Como los anteriores, exigen que el usuario disponga de los privilegios necesarios para instalar programas. A diferencia de los anteriores, son aplicaciones que sólo pueden funcionar asociadas a un navegador. Los ejemplos más claros de este tipo de programas son dos extensiones para Firefox: Deepest Sender y ScribeFire. Ahora bien, algunos de los clientes para blogs citados en el punto anterior (por ejemplo, BlogJet, Post2Blog, Windows Live Writer, Zoundry Blog Writer) también instalan extensiones y complementos que les permiten integrarse con diversos navegadores.
  • Aplicaciones online, a las que se accede mediante una URL. El único ejemplo que figura en este análisis es WriteToMyBlog, un editor basado en TinyMCE, que puede realizar todas las funciones de un cliente para blogs, incluida la inserción de fotografías de Flickr y vídeos de YouTube. Constituye un recurso muy interesante en caso de que el usuario pueda instalar programas y quiera disponer de un editor más potente que el de su CMS o plataforma de alojamiento.

Hay algunas aplicaciones que no encajan en ninguna de las categorías anteriores, pero que merece la pena comentar:

  • Flock: se trata de un navegador especialmente concebido para los usuarios de la Web 2.0. Contiene un módulo, denominado “Blogs”, que funciona de forma muy semejante a las extensiones para Firefox ya citadazas (Deepest Sender y ScribeFire).
  • Thingamablog: es una aplicación de escritorio distinta al resto de las comentadas en este análisis, porque permite elaborar un blog a aquellos usuarios que en sus planes de alojamiento no disponen de lenguajes de script ni de soporte para bases de datos. La elaboración de las entradas se realiza mediante plantillas, y los resultados se suben al servidor remoto mediante una conexión de red, FTP o SFTP. Es un programa algo difícil de manejar, pero puede ser una solución muy conveniente para usuarios que desean mantener un blog en condiciones de alojamiento inusuales.

3.2. Capacidades de conexión

En función de su capacidad para conectarse a las APIs de distintos CMS y plataformas de alojamiento pueden distinguirse dos grandes categorías de clientes para blogs:

  • Clientes que permiten la conexión a distintas plataformas: son la práctica totalidad de los examinados en este análisis.
  • Clientes específicos de un CMS o plataforma de alojamiento: dado que se trata de aplicaciones con propósitos muy específicos, quedan fuera del ámbito de este análisis. Sólo se ha contemplado el caso de Blogger for Word, un cliente que se instala en el procesador de textos como una barra de herramientas adicional de Microsoft Word. Sólo permite conectarse con blogs de Blogger, y, al menos de momento, sólo con aquellos elaborados con la versión antigua de esta plataforma.

3.3. Sistema operativo

Entre los editores de blogs se reproduce la situación característica de otro tipo de aplicaciones:

3.4. Funcionalidad y prestaciones

Los clientes para blogs se pueden clasificar en tres grandes grupos en función del nivel de prestaciones y funciones que ofrecen:

  • Clientes simples, posibilidades limitadas de formato y publicación, normalmente muy fáciles de administrar y configurar, y de escasos requerimientos de software y hardware. En esta categoría podrían clasificarse un editor minimalista como LIPIDr, las extensiones para Firefox Deepest Sender y ScribeFire, y el módulo de blogs del navegador Flock.
  • Clientes con prestaciones intermedias, fáciles de administrar y configurar, pero con opciones de formato y publicación más avanzadas que los anteriores: BlogDesk, MarsEdit, Qumana, Windows Live Writer.
  • Clientes profesionales, que ofrecen muchas opciones de configuración y publicación, pero que normalmente son más difíciles de administrar: BlogJet, Ecto, Journler, MacJournal, Post2Blog, w.bloggar, WinJournal, Zoundry Blog Writer

3.5. Idioma

Dado que uno de los factores que mayor incidencia tienen en la calidad de un blog es la corrección de la expresión escrita, tiene gran interés conocer qué editores de blogs disponen de corrector ortográfico en castellano. Asimismo, aunque el uso de estos programas no es difícil incluso aunque el interfaz esté en inglés, también resulta conveniente saber cuáles de entre ellos cuentan con interfaz en castellano o traducible a nuestra lengua. Ambas características aparecen en la tabla que figura a continuación:

Cliente para blogs Interfaz en castellano Corrector ortográfico en castellano
BlogDesk
BlogJet No
Deepest Sender Sí (siempre que se haya instalado el diccionario de corrección ortográfica en español)
Ecto No
Flock
LIPIDr No No
MacJournal No
MultiBlog No
Post2Blog No (se puede traducir mediante la herramienta Language Manager)
Qumana
ScribeFire Sí (siempre que se haya instalado el diccionario de corrección ortográfica en español)
Semagic No
Thingamablog No (se puede traducir)
w.bloggar No
WB Editor No
WinJournal No
Windows Live Writer No
WriteToMyBlog No
Zoundry Blog Writer No (permite generar un fichero de traducción)

3.6. Precio

La mayor parte de los clientes para blogs son gratuitos o disponen de licencias que permiten el uso libre para usuarios individuales. Sólo se citan a continuación los que son de pago: BlogApp, BlogJet, Ecto, MacJournal, MarsEdit, WB Editor, WinJournal.

Notas

  1. Esta opción figura en el menú File de la versión 3.0. Sin embargo, a la hora de redactar este análisis, no ha sido posible verificar su correcto funcionamiento. [«]
alojamiento wordpress