5. Consejos y trucos de uso

A lo largo de los epígrafes precedentes se ha demostrado sobradamente la potencia y versatilidad de los clientes o editores de blogs, lo cual no significa que sean capaces de resolver todos los problemas con que puede encontrarse un autor de blogs. No obstante, para lograr un uso más eficiente de estas aplicaciones, conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones y consejos:

  • Se debe verificar que el cliente para blogs detecta adecuadamente la codificación que utiliza el blog. Algunos programas no desempeñan bien esta función y producen resultados extraños al publicar. Antes de decidirse por un cliente para blogs y utilizarlo a pleno rendimiento, este aspecto ha de comprobarse exhaustivamente.
  • Conviene instalar varias aplicaciones diferentes y experimentar cuál de ellas es más apropiada para las muy diversas situaciones (por ejemplo, la inserción de tablas, el etiquetado semántico o la inclusión de elementos multimedia) que pueden presentarse durante las tareas de edición de un blog. Probablemente la mejor solución es utilizar un cliente de blogs de forma prioritaria y tener a mano algunas alternativas para situaciones particulares. Es muy fácil trasvasar contenido entre distintos clientes para blogs utilizando el copiado y pegado en modo código fuente o HTML.

  • Ya se ha mencionado el hecho de que varios clientes para blogs (BlogJet, Deepest Sender, Post2Blog, ScribeFire, Windows Live Writer o Zoundry Blog Writer) añaden extensiones a los navegadores, lo cual permite invocar las funciones del cliente para blogs desde el propio navegador. Sólo con seleccionar un texto o una imagen en el navegador e invocar desde el menú contextual una de la extensiones que añaden estos programas se puede crear una entrada, citar un texto ajeno para glosarlo o comentarlo, incluir un hipervínculo, añadir una captura de pantalla, etc. Se podría escribir un documentado ensayo sólo con el análisis de las múltiples posibilidades que brindan estas extensiones para navegadores, lectores RSS y agregadores.
  • También se ha mencionado la conveniencia de no confiar en estas aplicaciones más de lo que resulta prudente, y de publicar en modo borrador siempre que sea posible, sobre todo si es necesario ejercer algún tipo de control sobre lo publicado. Esta observación debe tenerse en cuenta, de manera muy especial, allí donde sean los alumnos, bajo la supervisión de un docente, quienes publican en un blog.
  • Conviene verificar de vez en cuando que la conexión entre los clientes para blogs y los CMS y plataformas de alojamiento funciona bien. Los cambios de versiones de sus APIs (ha habido algunos casos recientes y muy comentados con Blogger y WordPress), suelen provocar efectos desconcertantes. Muchas veces, las nuevas versiones de los clientes para blogs solucionan estos desajustes, pero no siempre.
  • Lo mismo que se ha dicho en el punto precedente puede aplicarse a la edición de entradas previamente publicadas. Como ya se ha señalado en varias ocasiones, no todos los CMS y plataformas de alojamiento de blogs soportan de igual manera las características de edición de los clientes. Antes de utilizar de forma habitual uno de estos programas para reeditar entradas ya publicadas, conviene elaborar entradas de prueba y hacer sobre ellas cuantos experimentos sean necesarios.
  • Es preciso tener cuidado con los correctores ortográficos de los clientes para blogs, que en general resultan bastante toscos. Si las entradas son muy largas y complejas, merece la pena hacer la corrección en un programa más capaz (un buen procesador de textos, por ejemplo), copiar y pegar el contenido una vez corregido, y formatear y publicar la entrada desde el cliente para blogs.
  • Una vez que se haya optado por un cliente para blogs como herramienta habitual, es una buena medida de precaución guardar copia en local de todas las entradas que se vayan editando y publicando. Aunque no tan eficaz como ellos, esta medida es un buen complemento de los backups de la base de datos, y puede servir para otros usos: elaborar documentación, tutoriales, repertorios, incluso servir como fuente textual para recopilar las entradas del blog en otro tipo de soportes (libros, publicaciones, etc.).
  • Muchos clientes para blogs se pueden retocar (o hackear, valga el barbarismo) para que cumplan los requisitos particulares de los usuarios. Como ejemplo de lo que puede hacer un usuario avanzado con BlogDesk, véase el truco que propone Javier Aroche para editar el archivo CSS de la plantilla de este cliente para blogs y ajustarlo a las necesidades particulares de los usuarios.

6. Ventajas e inconvenientes de los clientes para blogs

A modo de conclusión, haremos algunas observaciones sobre las ventajas e inconvenientes que tiene la utilización regular de los clientes para blogs, tanto desde una perspectiva general como en el ámbito educativo.

6.1. Ventajas

  • Permiten escribir entradas sin necesidad de conectarse al blog. La edición se puede realizar estando desconectado, y sólo es necesario conectarse cuando se decide publicar. Esta posibilidad resulta especialmente útil cuando no se cuenta con una conexión de banda ancha, o sólo se dispone de ella durante un tiempo limitado.
  • Permiten guardar los borradores, editarlos y corregirlos antes de publicarlos. Algunos clientes para blogs incluso proporcionan una vista previa de la entrada, de acuerdo con el aspecto que tenga según la plantilla o tema utilizado por el blog. Muchos clientes para blogs también permiten editar las entradas ya publicadas o guardarlas en local, lo que es una alternativa interesante para disponer de una copia de seguridad del contenido del blog.
  • Proporcionan interfaces de edición mejores que los que vienen por defecto en los gestores de contenidos. Los interfaces de edición de los clientes de blogs ofrecen, en ciertos casos, las mismas funciones que los procesadores de texto habituales: herramientas de formato, corrección ortográfica, creación de tablas, inserción de imágenes y elementos multimedia, creación de plantillas, etc.
  • Permiten publicar la misma entrada en dos o más blogs (lo que se conoce como cross-posting) desde una única instancia de edición. Para ello, sólo hace falta definir las cuentas de conexión correspondientes. Algunas aplicaciones permiten la publicación simultánea en dos o más blogs, mientras que otros sólo son capaces de realizar publicaciones sucesivas.
  • Algunos clientes para blogs disponen de herramientas complementarias: integración con navegadores (habitualmente, mediante las extensiones correspondientes), integración con agregadores RSS, adición de ficheros adjuntos, publicación de imágenes y otros tipos de ficheros mediante FTP, creación de podcasts con inclusión de ficheros de audio, etc.
  • En ciertos casos, disponen de plugins o complementos que permiten ampliar las funciones de la aplicación. A menudo, estos plugins reproducen las características de los que se añaden a los CMS, y permiten interactuar con distintos servicios web.
  • En general, permiten una mayor productividad, puesto que reducen el tiempo empleado en la conexión al blog y las tareas de edición y formateo de las entradas.

Desde una perspectiva didáctica, los clientes para blogs también tienen indudables ventajas, entre las que pueden señalarse las siguientes:

  • Optimizan el valor del aprendizaje de herramientas informáticas básicas, dado que en su utilización reproducen los procedimientos y tareas propios de las aplicaciones informáticas más populares y difundidas (los procesadores de texto).
  • Permiten a los profesores centrar la actividad de creación de blogs en el aspecto de la creación textual. El docente puede separar casi totalmente las actividades de creación de contenido por parte de sus alumnos de las tareas de administración y gestión del blog.
  • Optimizan el empleo del ancho de banda, pues sólo exigen la conexión durante la fase de publicación. En entornos de tráfico intenso y ancho de banda escaso ofrecen un ahorro considerable de conexiones.
  • Hacen posible prescindir de los navegadores, al menos durante algunas fases del trabajo, por lo que pueden ser útiles en situaciones en que la utilización del navegador resulta poco recomendable o puede ser causa de conflictos.
  • Mejoran la calidad de las producciones textuales, debido a la capacidad de estos programas para guardar y reutilizar borradores, y a la presencia de correctores ortográficos semejantes a los de los procesadores de textos más difundidos. Además, el hecho de que varios clientes para blogs permitan mantener el corrector ortográfico activado mientras se escribe garantiza que los alumnos no se olviden de la necesidad de corregir sus textos.
  • Permiten atender a la diversidad de ritmos de aprendizaje y competencias informáticas. En efecto, pueden diseñarse actividades y procesos de elaboración de blogs en los que determinados alumnos utilicen clientes de blogs más complejos y potentes, mientras que otros hagan uso de los más sencillos.
  • En entornos de blogs multiusuarios, permiten separar completamente las diferentes cuentas de edición del blog.

6.2. Inconvenientes

Por lo general (hay algún cliente para blogs que funciona online) obligan a disponer de un ordenador donde realizar las operaciones de edición, con lo que se anula la ventaja más evidente de la mayoría de los CMS, esto es, la posibilidad de editar online sin depender de una aplicación local y de un sistema operativo determinado.

  • No eliminan completamente la necesidad de verificar la entrada tras la publicación de ésta, sobre todo si el blog incorpora determinados elementos que no son editables desde la aplicación.
  • En ciertos casos, o para conseguir determinados efectos, exigen que el autor edite en modo de código o HTML, lo cual complica la labor de edición. Además, la posibilidad de incorporar formatos avanzados a las páginas puede hacer que las entradas sean incompatibles con los estilos definidos en el blog.

En el ámbito educativo habría que tener en cuenta otros posibles inconvenientes de la utilización generalizada de los clientes para blogs:

  • Interfieren en la consideración de los blogs como un medio de comunicación con características propias. En particular, suponen una distorsión de la naturaleza intrínsecamente comunicativa del blog, pues, por ejemplo no pueden ser utilizados para la redacción de comentarios.
  • Obligan a aprender el manejo de una nueva herramienta. Es cierto que un cliente para blogs es tan fácil (o tan difícil) de manejar como un procesador de textos, pero también que muchos alumnos y profesores se desconciertan cuando tienen que utilizar herramientas diversas para un mismo tipo de tareas.
  • Exigen instalaciones locales individuales y reiteradas. En situaciones donde la actividad didáctica tiene lugar de forma simultánea ante muchos puestos de trabajo, hay que realizar tantas instalaciones como puestos de trabajo se utilicen.

7. Comparativa de clientes para blogs

El presente documento se complementa con una tabla comparativa que analiza casi treinta clientes o editores para blogs. Esta tabla da cuenta de las siguientes características:

  • Nombre del cliente para blogs y URL de su fabricante o programador.
  • Tipo de aplicación.
  • Sistema operativo bajo el que funciona.
  • Gestores de contenido (CMS) y plataformas de alojamiento de blogs a los que puede conectarse.
  • Coste del programa o características de su licencia.
  • Existencia de interfaz en español.
  • Existencia de corrector ortográfico en español.
  • Observaciones.
alojamiento wordpress