El otro día escribía Felipe Zayas en su blog sobre el sentimiento de euforia que le asaltó tras dar por terminado un proyecto editorial. Le entiendo muy bien, porque aunque mucho más modestamente, yo acabo de experimentar una sensación parecida al finalizar una ponencia que voy a presentar el viernes en el incomparable marco (y en esta ocasión no es un tópico) del Palacio de la Magdalena, en Santander.

Mi contribución al curso de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo es limitada, pero he sudado tinta china para terminar la parte que me tocaba (y claro, así tengo el blog, muerto de asco y en silencio desde hace unos cuantos días). Tengo que admitir que sólo es culpa mía, porque soy un obseso de los preliminares y los postliminares: me pego meses recopilando recursos, leyendo artículos y espigando libros, sólo para darme cuenta, en cuanto comienzo a escribir, de que el noventa por ciento de lo que tenía anotado no me sirve de gran cosa.

En fin, me consuelo pensando en que me quedará algo de lustre después de tanta bibliografía y tantas horas de recorrer la Web, que es como una jungla interminable y feroz, llena de sorpresas y trampas. A ver si soy capaz de poner orden en esa selva y de transmitir a los asistentes un poco de mi propio entusiasmo por ese sorprendente mundo de recursos que se ofrece ante los ojos de quien quiera detenerse a mirarlos.

Y además vuelvo a Cantabria, que es uno de los escenarios de mi niñez, de las largas vacaciones veraniegas en Laredo, a menudo bajo cielos encapotados y lluviosos, en tardes de sólido aburrimiento que de vez en cuando interrumpían mis padres con una sugerencia mágica: “¿qué, y si cogemos el coche y nos plantamos en Santander, a comer un chocolate con churros?”

Bueno, espero que no llueva mucho. O sí, que llueva y haga fresquito, para que me apetezca tomar un chocolate caliente y me broten todos los recuerdos de los años mozos en la punta de la lengua, como le pasó a Proust.

Palacio de la Magdalena, Santander

Fotografía de Julikeishon, publicada bajo una licencia Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.0.

alojamiento wordpress