Un nuevo aviso del blog de WordPress ha sido razón más que suficiente para actualizar el blog a la versión 2.2.3, que resuelve unos cuantos bugs y problemas de seguridad. Después de tomar las debidas precauciones (copia de seguridad de la base de datos, copia de seguridad de los archivos del blog, desactivación de los plugins), he descargado la versión 2.2.3 y he actualizado los archivos modificados en ella. Durante el proceso, he activado la pantalla de “Cerrado temporalmente por mantenimiento”, que proporciona el plugin Maintenance Mode. Así he tenido oportunidad de probar en condiciones reales este útil complemento para el blog.

En fin, parece que todo funciona como siempre. Me temo que la actualización a WordPress 2.3, que no está muy lejana, no será tan fácil. Hay en esa versión, como supongo que ya saben los fans de este gestor de contenidos, cambios importantes en la estructura de la base de datos, lo cual provocará que varios plugins dejen de funcionar. En todo caso, prefiero no preocuparme anticipadamente y, en cambio, hacer como Escarlata O’Hara, en una de las mejores frases de la historia del cine: “ya lo pensaré mañana”.

alojamiento wordpress