Al final de la entrada que dediqué el pasado día 6 a la actualización de La Bitácora del Tigre a la versión 2.3 de WordPress, señalé que los procesos de publicación y edición de entradas en la nueva versión se habían ralentizado mucho con la nueva versión. Aventuraba allí la hipótesis de que el responsable de estas demoras no fuera el CMS, sino alguno de los plugins instalados, por ejemplo el Google XML Sitemap Generator, con el que ya había tenido algún desencuentro en el pasado.

Pues bien, tras varias comprobaciones con distintas herramientas (no sólo el editor de WordPres, sino clientes para blogs como BlogDesk y el editor de entradas del navegador Flock, de cuyo funcionamiento y posibilidades traté ayer), he podido verificar que, en efecto, el Google XML Sitemap Generator es responsable del enlentecimiento de los procesos de publicación y edición de entradas, pues en cada uno de ellos se ve obligado a modificar el fichero sitemap.xml, lo cual no sólo consume un buen rato (en mi blog se mide en minutos), sino una gran cantidad de potencia de proceso en el servidor. En busca de una solución, he desactivado la opción Rebuild sitemap if you change the content of your blog y, ¡hurra!, a partir de ese momento se ha mejorado muchísimo la velocidad de edición.

Claro está que yo no quiero prescindir de tener siempre el fichero sitemap.xml perfectamente actualizado. Así que no me queda otro remedio que estar al loro, como suele decirse, y reconstruir el fichero, manualmente, tras cada nueva entrada o tras actualizar alguna ya existente. Para ello, hay que hacer clic en Opciones > pestaña XML Sitemap y activar la opción If you changed something on your server or blog, you should rebuild the sitemap manually). Es un truco un tanto chapucero, que no está a salvo de olvidos, pero puedo constatar que funciona; en efecto, el tiempo invertido en guardar una entrada y reconstruir manualmente el sitemap.xml es mucho menor que si se deja que el plugin haga su trabajo de forma automática. Además, de este modo nos ahorramos carga en el servidor, pues sólo es necesario reconstruir el sitemap cuando se ha realizado la edición definitiva de la entrada, y no en cada una de las acciones de guardar los cambios.

Y como estoy seguro de que a algún otro compañero de fatigas le habrá pasado algo parecido, pongo por escrito mi experiencia, para general conocimiento.