En varias entradas de esta semana he puesto de manifiesto mi entusiasmo por el cliente para blogs Windows Live Writer, ya en fase de producción, con corrector ortográfico en español y estupendas funciones. De hecho, al final de Captcha para el Tigre he escrito lo siguiente:

Una coda final: esta es la tercera entrada que escribo en menos de veinticuatro horas con el Windows Live Writer. Todavía no le he encontrado ningún fallo y sí muchas y potentísimas virtudes. La inserción directa de las etiquetas o tags nativos de WordPress 2.3, sin ir más lejos, es todo un lujo asiático.

Pues bien, algún tirón de orejas se merece Microsoft, porque en Windows Live Writer no es oro todo lo que reluce. En efecto, aunque se configure el cliente para blogs para marcar el texto como HTML (desde Blog > Editar la configuración del blog > Opciones avanzadas > Tipo de marcado), Windows Live Writer sustituye ciertos caracteres (las vocales con tilde, las eñes, etc.) por sus entidades HTML equivalentes. Y eso no lo hace de forma sistemática, sino sólo en determinados sitios: por lo que yo he podido comprobar, en el título de la entrada y en el atributo title de los hipervínculos.

Este comportamiento no tendría importancia si no fuera porque genera problemas con el agregador que gobierna Planeta Educativo: las tres últimas entradas de mi blog, elaboradas con Windows Live Writer, no han sido bien leídas en primera instancia por el planeta, a causa de la presencia en varias líneas del feed de secuencias del tipo á (es decir, la entidad HTML equivalente a á). Una vez más, la colaboración de Luis Barriocanal ha sido decisiva para identificar la causa del fallo y corregirla; por lo demás, una vez sustituidos los caracteres que daban guerra y re-sincronizada la fuente RSS (que, en mi caso, proporciona FeedBurner), todo ha funcionado como debía.

A los usuarios de Windows Live Writer hay que aconsejarles, pues, que antes de publicar sus artículos repasen el código resultante, y sustituyan las entidades HTML por los caracteres equivalentes. El otro remedio es más drástico: que vuelvan (como he hecho yo al redactar esta entrada), a otro cliente para blogs, como BlogDesk, que sigue portándose como un campeón.

Espero que los colegas blogueros que todavía siguen experimentando problemas con Planeta Educativo puedan encontrar este artículo provechoso. Por lo que a mí concierne, y para no pecar de triunfalismo, me limito a la precautoria declaración que figura en el título de esta entrada.

Ah, y se me olvidaba: un abrazo a Luis, tan cariñoso como delicado, él ya sabe muy bien por qué.

alojamiento wordpress