Tanto en el ámbito profesional como en el personal, yo me tengo por un furibundo propagandista del navegador Firefox, de cuyas virtudes he tratado por extenso en La Bitácora del Tigre. Sin embargo, también soy un usuario que trabaja con navegadores al menos durante diez horas cada día (sí, ya sé lo que muchos lectores estarán pensando, pero cada uno lleva su cruz a cuestas), a menudo con doce o quince ventanas abiertas de forma simultánea, pues tengo la manía de trabajar con ventanas y no con pestañas.

Lo que llevo observando desde hace meses es que, en tales circunstancias, Firefox 2 devora una enorme cantidad de RAM. Además, cuanto más larga es la duración de la sesión de trabajo, Firefox se torna más ineficaz, sobre todo si se compara con otros navegadores. La Red está llena de testimonios sobre este asunto (véanse, por ejemplo, los de Sincables.net y Lifehacker), pero para escribir esta entrada he preferido hacer pruebas por mí mismo.

El resultado, mal que nos pese, es concluyente, tal como demuestran las capturas de pantalla que aparecen a continuación, tomadas durante una sesión de trabajo en un equipo con sistema operativo Windows XP Profesional SP2, dotado con un procesador Athlon 3800+ de 64 bits a 2,41 Ghz. y 2 GB. de RAM: ahí aparece el consumo de recursos (CPU y RAM) para once ventanas de Firefox (con todas las extensiones desactivadas) y otras tantas en Internet Explorer 7 (en idénticas condiciones), Safari 3.0.4 y Opera 9.25. Para que los resultados fueran homogéneos, las páginas web abiertas son las mismas en cada conjunto de ventanas (es decir, he abierto las mismas páginas en todos los navegadores), al igual que el orden en que se han abierto.

Figura 1: comparativa de uso de CPU y RAM

Figura 2: instancias de navegadores en la barra de tareas

En fin, que no todo es jauja en la tierra del zorro de fuego, y que Internet Explorer no es tan malo como algunos creen. A este respecto, la frase que cita Javier Calleja en su entrada de hoy es indiscutiblemente lapidaria, pero no refleja toda la verdad de los hechos. Yo sólo puedo decir que, cada vez con más frecuencia, para muchas de las tareas de administración de la plataforma de blogs del PNTE (todavía en rodaje, pero con muy buenas perspectivas), utilizo el Explorer en vez de Firefox, porque este último navegador no sólo me carga el ordenador, sino que devuelve demasiados errores con los scripts que forman parte de la plataforma.

Me gustaría saber la opinión de los usuarios contumaces de Linux sobre este particular. Ya sé que no vas a poder comparar Firefox con IE en tu Ubuntu, pero a lo mejor te animas, Javier, a aportar tu granito de arena a esta discusión.

alojamiento wordpress