Javier García Calleja publicó ayer un breve artículo sobre ScribeFire, una extensión para Firefox que funciona como un cliente para blogs. Hace tiempo que yo traté de esta aplicación, primero en un artículo específico (cuando se llamaba Performancing), y luego en mi serie de artículos sobre clientes para blogs, pero lo cierto es que desde aquellos trabajos apenas la había vuelto a utilizar, y sólo me acordaba de ella cuando Firefox me avisaba de que era necesario actualizarla.

El artículo de Javier me ha animado a volver sobre mis pasos, circunstancia que además me permite aclarar algunas dudas que plantea en su trabajo. La primera es la posibilidad de subir imágenes, función que ScribeFire resuelve con eficacia si se configura adecuadamente el módulo FTP. A este módulo se accede desde la pestaña correspondiente en el cuadro de diálogo de configuración de la aplicación (figura 1).


Figura 1. FTP desde ScribeFire

La segunda duda aparece planteada en los comentarios a la entrada de Javier, y tiene que ver con la presencia de un corrector ortográfico. En efecto, ScribeFire no lo incluye, pero no hace falta, puesto que todos los usuarios de Firefox pueden utilizar, en ésta y otras extensiones, el diccionario de corrección ortográfica en castellano que proporciona este navegador como extensión o add-on.

Por lo demás, la última versión disponible de ScribeFire (en el momento de redactar este artículo es la 2.1, publicada el 1 de mayo), es una excelente aplicación, con multitud de funciones para blogueros neófitos y avezados. En Windows no es tan ligera como señala Javier con respecto a Firefox bajo Ubuntu (ya se sabe que el navegador del zorrito es un devorador de memoria, aunque cualquier cosa es más rápida y amigable que el editor de WordPress), pero se comporta con indiscutible eficacia. El único pero que le he encontrado es que en vez de separar los párrafos con etiquetas <p>, lo hace con una doble <br />, que no es la mejor solución del mundo.

Ah, se me olvidaba: esta entrada está redactada y enviada al blog con ScribeFire, y repasada desde el editor de WordPress.

alojamiento wordpress