Haciendo pruebas con el plugin WPtouch, del que traté en la entrada del 31 de mayo, me he dado cuenta, creo que por primera vez, de que algunos enlaces persistentes o permalinks de La Bitácora del Tigre contienen términos en inglés. Por ejemplo, la URL correspondiente a la categoría Cine era hasta la fecha http://www.labitacoradeltigre.com/category/cine/, con un anglicismo como una casa. Lo mismo ocurre con las URL correspondientes a un autor del blog o las resultantes de una búsqueda, los cuales incluyen términos (author y search, respectivamente) no menos rechinantes para quienes aspiramos a que nuestros blogs no sean una mezcolanza de idiomas sin pies ni cabeza.

Aunque lo que voy a decir a continuación suene a excusatio non petita…, quiero poner de manifiesto que mi preocupación por este tipo de minucias no se debe a papanatismo lingüístico, sino a un deseo de elegancia y eficacia comunicativa que los lectores habituales de La Bitácora del Tigre habrán percibido en mis esfuerzos por traducir temas y plugins de WordPress al castellano (véanse, por ejemplo, los artículos del blog dedicados al tema Tarski). Por otra parte, yo no soy ningún enemigo de los extranjerismos; por ejemplo, en el asunto de las URLs que incluyen anglicismos hay algunos que me parecen más justificados que otros: es el caso de los enlaces permanentes de los que forma parte el término tag, puesto que esta palabra tiene significados que no son del todo evidentes en su equivalente castellano, etiqueta.

He buscado la solución a estos flagrantes extranjerismos, que aunque no sean muy molestos (pues afectan a un número relativamente reducido de URLs) sí afrentan mi sentido filológico, y la he encontrado, al menos parcialmente, en esa provechosa fuente de recursos y trucos para blogueros de WordPress que es aNieto2k. La solución al problema del category es tan sencilla como editar el fichero /wp-includes/rewrite.php y cambiar una línea de código, concretamente la 435 (en WordPress 2.5.1; para otras versiones, el código se encuentra en una línea diferente). Se trata de editar el fichero y sustituir la línea

$this->category_structure = $this->front . 'category/';

por esta otra

$this->category_structure = $this->front . 'categoria/';

Y ya está. El truco tiene el inconveniente de que afecta a los archivos del núcleo de WordPress, con lo cual habrá que repetirlo en cada actualización de la aplicación, con el riesgo consiguiente de olvidarse de hacerlo y volver a las URLs anglófilas (aunque ya se sabe que sin sufrimiento no hay gloria). Por cierto, si alguien sabe cómo resolver el problema de los términos author, search y otros anglicismos injustificables en las URLs (el truco anterior no funciona con ninguno de los dos términos), me hará un gran favor comunicándomelo.

Addenda del 12 de junio de 2008

Aunque poco tiene que ver con el contenido de esta entrada, hago constar aquí un nuevo hack al que he sometido a mi WordPress, como consecuencia de un fallo que he detectado en la generación de las URLs permanentes en el campo guid de la tabla wp_posts. Resulta que, desde hace algún tiempo (no sé si coincide con la actualización a WordPress 2.5.1 o con la instalación de un plugin), los permalinks generados por la aplicación en dicho campo no se ajustaban al modelo de URLs “amistosas” que yo tengo definido en las opciones de mi blog. En efecto, en vez de ser algo así como:

http://www.labitacoradeltigre.com/AAAA/MM/DD/loquesea/

se obtenía lo siguiente:

http://www.labitacoradeltigre.com/?p=XXX

Así que vuelta a buscar por esos mundos de Dios, en procura de una solución a esta irritante inconsistencia. Esta vez, la solución la he encontrado en viciao2k3, cuyo autor propone editar el fichero /wp-includes/post.php, responsable del error, y sustituir el código

// Set GUID
if ( !$update && " == $current_guid )

por este otro

// Set GUID
// if ( !$update && " == $current_guid )

Parece que con esta modificación se resuelven los problemas de las URLs inamistosas. Habrá que comprobar que el remedio no sea peor que la enfermedad… y, además, anotar cuidadosamente el cambio, para no olvidarlo en sucesivas actualizaciones del blog.