Una de las novedades más llamativas de WordPress 2.5 (que no la más importante) es el soporte para gravatars, o globally recognized avatar, es decir, el sistema de reconocimiento global de identidad que asigna a cada usuario un avatar gráfico individual, asociado a su cuenta de correo, y que permite identificarlo en los sistemas de comentarios de muchas aplicaciones web, tales como foros, blogs, portales, etc.

El Tigre hace tiempo que se dio de alta con dos cuentas de correo diferentes en Gravatar.com, y muchos de los comentaristas más habituales en el blog también lo han hecho, de forma que desde la actualización a WordPress 2.5.1 las entradas más comentadas comenzaban a lucir una cada vez más extensa y hermosa serie cosmopolita de avatares.

No obstante, los avatares vacíos o genéricos seguían existiendo. Probablemente no hubiera hecho nada por llenarlos de no ser por el comentario de Judas (por cierto, interesantísimo blog el suyo) que echaba en falta su propio gravatar. Además de averiguar la causa de tal ausencia (qué importantes son los comentarios para detectar errores y problemas en el blog, y cuántas gracias hay que dar a los que invierten su tiempo comentando), comencé a zascandilear por la Red en busca de más información sobre formas y estilos de avatares.

Y lo cierto es que los usuarios de WordPress tienen a su disposición toda una fauna de estos curiosos bichos. Además de los avatares que cada quisque se fabrica y registra en diversos servicios web, existen los identicons, con patrones geométricos aleatorios, los monsterids, graciosos entes teratológicos de cuerpos y miembros azarosos, los wavatars, rostros geométricos aleatorios con un delicioso toque naif, y los ravatars, seguramente los más elegantes, pues se generan a partir de cuadros y pinturas.

Tras investigar algunas posibilidades de inserción de avatares en el blog, tanto mediante extensiones como a través de la edición de código (véase, a este respecto, las páginas de los plugins WP_Identicon, WP_MonsterID y Wavatars, así como el artículo WordPress Tip – Identicons and MonsterIds without a plugin), al final he optado por añadir al blog el soporte para ravatars, mediante la extensión Ravatar WordPress plugin for random avatars, que respeta los avatares existentes, propone otros aleatorios para los usuarios que no disponen de ellos, y además se integra muy bien en el tema Tarski del blog.

Para darle un toque más personalizado a mi propuesta de avatares, he modificado el plugin de modo que genere sus identificadores gráficos a partir de las imágenes que pertenecen al conjunto de fotos de flores y plantas de mi cuenta de Flickr. Son más de 150 fotos, lo que permite un florido reparto aleatorio de avatares entre los comentaristas de La Bitácora del Tigre. Por cierto, he eliminado de la serie las fotos de cardos, para que nadie se mosquee.

Addenda del 17 de junio de 2008

Éstos son algunos de los resultados del plugin Ravatar en su aplicación a la colección de fotos de flores. No todos lucen con galas tan esplendorosas, porque las librerías GD que emplea el plugin para recortar cuadraditos de color a partir de las flores originales cumplen su azarosa función sin tener en cuenta en qué parte de la imagen se encuentra la flor. Sé que a algún comentarista le ha tocado como avatar un cuadrado negro, así que le ofrezco mis más humildes disculpas por ello.

Imágenes de flores del plugin Ravatar