Tal como anuncié en la entrada del pasado lunes, he comenzado a geolocalizar o georreferenciar (la ortografía correcta de esta palabra no está muy clara, a juzgar por los usos que he constatado; los interesados podrán comprobar a través de Google que hay quienes la escriben con dos erres, alternativa preferible desde el punto de vista normativo, y también con una sola, probablemente por influencia del inglés) mis fotos de Flickr, comenzando por las que forman parte de la colección dedicada a los Sanfermines de 2008, cuya situación geográfica se muestra en el correspondiente mapa de Pamplona.

Aunque en teoría el mapa tiene detalle suficiente para ubicar con precisión las fotos, su precisión es cuestionable, como puede comprobarse comparando las coordenadas de latitud y longitud que Flickr asigna a las fotografías una vez situadas sobre el mapa con las que ofrece Google Maps. Tampoco la asociación entre mapas y fotos de Flickr puede competir en calidad con la presentación que logra un servicio como Google Earth en combinación con las imágenes de Panoramio. De hecho, estuve tentado de darme de alta en este último servicio y subir unas cuantas fotos para probar sus posibilidades, pero inmediatamente caí en la cuenta de que no tenía mucho sentido repetir un trabajo ya hecho.

Para rentabilizar mi trabajo de geolocalización, me lancé a la tarea de buscar alguna aplicación web híbrida (un mashup) de Google Earth+Flickr que me permitiera disponer de lo mejor de ambos mundos. Después de muchas búsquedas y comprobaciones, la mayor parte inútiles, me di de bruces con KMLPhotos. Este servicio permite descargar un archivo de datos geográficos en tres dimensiones o KML que, una vez abierto en una ubicación previamente localizada en Google Earth, ofrece hasta 200 fotografías asociadas a dicho escenario (aparecen como puntos rojos, lo cual permite diferenciarlas de los puntos azules de las fotos de Panoramio). Lo malo es que esas imágenes se escogen en virtud de su interés para los usuarios de Flickr y, dado que las mías son muy recientes, es improbable que aparezcan en la selección.

Como soy tan testarudo como impaciente, seguí buscando, y fui a parar a un artículo muy interesante titulado Geotagging Flickr photos with Google Earth, en el que se describen varios servicios y utilidades de geolocalización, entre ellos GMIF o Google Maps in Flickr, un script para la extensión Greasemonkey de Firefox que permite incrustar los mapas de Google Maps en Flickr y mostrar en ellos dónde se tomó una fotografía, siempre que ésta haya sido geolocalizada previamente. GMIF proporciona, además, un interfaz AJAX que facilita extraordinariamente la tarea de asignar a las fotos los datos geográficos de latitud y longitud.

Tras instalar Greasemonkey y GMIF, comencé a geoetiquetar las fotos con entusiasmo, pero enseguida me di cuenta de las imprecisiones de Flickr, así que abandoné la tarea, y seguí buscando una manera más rápida y eficiente de integrar mapas y fotografías. De repente, me di cuenta de que, como parte de la fuente RSS de la cuenta de usuario, a la que se puede acceder en la parte inferior de su página principal (véase la figura 1), el propio Flickr genera archivos KML con geodatos. Basta con descargar ese archivo y abrirlo en Google Earth, para disponer de un conjunto de fotografías asociadas a coordenadas geográficas.

Figura 1: Fichero KML en la fuente RSS de Flickr

Figura 1: Fichero KML en la fuente RSS de Flickr

Ya me las prometía muy felices cuando reparé en el hecho de que ese archivo KML sólo contiene las referencias de las últimas 20 fotos creadas en la cuenta de Flickr. Buscando algún truco o técnica que me permitiera solventar tal limitación, di con el blog de Adam Franco, autor de un script que permite generar un archivo KML para una colección o álbum de Flickr. Basta con acceder a la página de Flickr Photo Set to KML, introducir la URL del álbum, seleccionar los parámetros adecuados, y en unos cuantos segundos el script devuelve un archivo KML perfectamente formateado, que se puede abrir desde Google Maps o Google Earth, como demuestran los mapas que figuran bajo estas líneas.

Figura 2: mapa en Google Earth de las fotos de Sanfermines de Eduardo Larequi

Figura 2: mapa en Google Earth de las fotos de Sanfermines de Eduardo Larequi

No estoy muy seguro de que todo lo que acabo de contar tenga utilidad para los profesores de Lengua Castellana y Literatura (desde luego que sí para los de Geografía e Historia), pero no me cabe la menor duda de que esto de los sistemas de información geográfica y la integración de mapas y fotografías es un invento fascinante.

alojamiento wordpress