Desde el 31 de julio no he escrito nada en la bitácora porque he estado preparando un nuevo sitio web: el fotoblog al que aludí en Un día sin el blog, algunas quejas y algunas decisiones drásticas. Aunque en primera instancia tenía la intención de alojarlo en un subdominio de labitacoradeltigre.com, al final he decidido rascarme el bolsillo y contratar una nueva cuenta de alojamiento en BlueHost, una compañía norteamericana de la que me habló muy elogiosamente Judas, asiduo comentarista de este blog, y que además cuenta con la garantía adicional de ser una de las que WordPress recomienda a la hora de alojar los sitios creados con dicha aplicación.

Y la verdad es que las condiciones de trabajo con el alojamiento proporcionado por BlueHost son estupendas, pues tengo a mi disposición una enorme cantidad de recursos (entre ellos scripts de instalación de varios CMS muy conocidos, a través de Fantastico De Luxe ), un interfaz de administración de mi cuenta completísimo (con CPanel 11) y unos servicios de soporte que, por lo que he podido comprobar hasta la fecha (incluida una llamada por teléfono el pasado sábado para verificar mi identidad, en perfecto castellano) excelentes; todo ello, además, por un precio más que razonable. Con el alojamiento de BlueHost va incluido el registro de un dominio propio, así que he aprovechado la ocasión para dar de alta el dominio elarequi.com, que espero ir llenando de contenido en los meses y años venideros. Hasta es posible que en esta cuenta acaben residiendo mis otros sitios web, pero antes de tomar una decisión como ésta conviene dar tiempo al tiempo.

Aunque todavía en mantillas y con bastante trabajo de adaptación pendiente, el nuevo sitio ya es visible en http://www.fotoblog.elarequi.com. No contiene más que un par de entradas (que son versiones de Más sobre NextGen Gallery y sus efectos y Vacas enamoradas, originalmente publicadas en La Bitácora del Tigre) y algunas páginas fijas, entre ellas una de Álbumes de fotos, que es algo así como su centro de gravedad. A la espera de encontrar otra plantilla que resulte más apropiada para un blog de fotos, el sitio utiliza el tema Tarski y una cabecera que será fácilmente reconocible para todos los lectores de La Bitácora del Tigre; es casi seguro que acabaré cambiándola, quizás por una imagen rotatoria, aunque no sea más que para evitar posibles confusiones y problemas de identificación con su blog hermano.

Para la creación de la página de álbumes de fotos probé al principio el plugin FAlbum, que a pesar de lo que yo creí hace algunas semanas, funciona muy bien en WordPress 2.6 y no presenta demasiados problemas de integración con la plantilla escogida para el blog. De hecho, sólo encontré un obstáculo relacionado con las URLs amistosas generadas por el plugin, que producían errores 404 en los títulos de las ventanas del navegador. No estoy seguro de si la causa del problema era imputable a FAlbum o a Tarski (me inclino por la segunda alternativa, porque los errores 404 no se daban en el tema por defecto), pero en todo caso en conflicto era de menor entidad para los propósitos del fotoblog.

Ya casi a punto de publicar esta entrada, recordé que en el pasado había probado otros plugins de galerías fotográficas, y en concreto el Flickr Photo Album for WordPress , que en la cuenta de alojamiento de labitacoradeltigre.com me dio muchos dolores de cabeza. Sin embargo, en elarequi.com esta extensión va como la seda. A pesar de que lleva algún tiempo entender su funcionamiento y traducir al castellano los veintitantos archivos que configuran las plantillas de las galerías, el esfuerzo vale la pena, porque la apariencia final es impecable.

En cuanto a las entradas del fotoblog, hacen uso de otras dos extensiones que he comentado más de una vez en La Bitácora del Tigre: el plugin Lightbox 2, para los efectos de despliegue de las fotografías, y la pareja formada por el NextGEN Gallery y el NextGEN FlashViewer, para las galerías de fotos independientes de mi cuenta de Flickr . Espero sacarles todo el rendimiento de que son capaces, y espero también que el alojamiento proporcionado por BlueHost aguante el correspondiente tirón.

De momento, los amantes de los hermosos paisajes, los barcos, las flores y hasta las lagartijas tienen la oportunidad de ver en el fotoblog las instantáneas correspondientes a nuestras vacaciones en Madeira. Hasta ahora he subido más de cuatrocientas fotos, pero tengo previsto incrementar la colección hasta unas seiscientas, que al fin y al cabo son sólo una parte de las casi dos mil que saqué. Advierto a los puristas que muchas de las fotografías tienen defectos técnicos, como puntos oscuros, desenfoques parciales o falta de nitidez, achacables a una especie de conspiración de accidentes que afectó tanto al cuerpo de la cámara como a los dos objetivos que utilicé durante mis paseos madeirenses. El otro día pasé por la tienda a consultar las averías y a enterarme de cuánto podía valer el arreglo de los tres elementos, y me llevé un sofocón. Mientras me voy haciendo a la idea de este gasto inesperado, iré etiquetando las fotos.

Addenda del 7 de agosto de 2012

Acabo de borrar el fotoblog al que hacía referencia en este artículo, puesto que no escribía en él y tampoco lo actualizaba. De hecho, ha sido al intentar actualizarlo (para evitar incidentes de seguridad), cuando me he dado cuenta de que la versión de WordPress instalada era tan antigua que su puesta al día automática resultaba imposible. Podía haber realizado una actualización manual, claro, pero el esfuerzo no merecía la pena.

alojamiento wordpress