En los últimos días he tenido noticias por varias vías diferentes de una característica de WordPress que puede tener bastante interés para los docentes que utilizan esta aplicación como plataforma de publicación de sus blogs de aula. Me refiero a lo que se llama en inglés sticky posts, o ‘entradas pegajosas’, es decir, entradas que pueden configurarse para encabezar la lista de los artículos que forman parte de un blog.

A diferencia de las páginas fijas o estáticas, la “entrada pegajosa” forma parte de la disposición cronológica natural del blog. Su diferencia con respecto al resto de las entradas no es de naturaleza, sino de función, pues se coloca en la posición inicial durante el tiempo que al administrador de la bitácora le apetezca: breve, si se trata de dar un aviso ocasional, o más largo y hasta de duración indefinida, si se pretende que el blog exhiba en posición destacada un contenido que se considera esencial.

Hasta la fecha, los sticky posts sólo podían lograrse en los blogs elaborados con WordPress mediante la intervención de un plugin, por ejemplo el WP-Sticky del inconmensurable Lester ‘GaMerZ’ Chan, o el Simple Sticky Posts. Sin embargo, a partir de la próxima edición de la aplicación, la 2.7, prevista para noviembre de este año (y atiborrada de jugosas novedades, una de las cuales es justamente la que aquí comentamos, desarrollada a partir del plugin de GaMerZ) las entradas pegajosas estarán disponibles desde el núcleo de la aplicación, y cualquier administrador podrá decidir que una entrada figure al frente de su blog haciendo un simple clic de ratón en la casilla Stick this post to the front page (‘pegar esta entrada en la página principal’), situada en la sección Estado de publicación del interfaz de edición, tal como muestra la captura de pantalla que figura bajo estas líneas.

Activar stickyposts en el interfaz de edición de WordPress

Como muy oportunamente nos recordaba Mario Núñez el pasado lunes, de esta innovación ya podemos disfrutar todos los que tenemos alojado un blog en WordPress.com (los interesados pueden leer el comunicado oficial al respecto, que ha sido acogido con un entusiasmo desbordante), así que no hay excusa para realizar cuantas pruebas sean necesarias. Yo he realizado algunas en una especie de clon parcial de La Bitácora del Tigre que tengo alojado en dicho servicio, y he podido comprobar que la nueva función cumple su cometido a la perfección: las dos entradas que he modificado para hacerlas “pegajosas” aparecen sucesivamente al principio de la página principal. Es cierto que la plantilla no dispone de ningún estilo que permita destacarlas sobre el resto de entradas, pero esto tiene fácil arreglo definiendo en ella los estilos complementarios necesarios (seguro que los diseñadores especializados en WordPress se ponen a la tarea ipso facto).

Conviene aclarar que la entrada pegajosa sólo es tal cuando se accede a la página principal del blog; en cambio, las páginas de archivo, de categorías, etc., muestran la entrada de acuerdo con la disposición cronológica normal. Tampoco las fuentes RSS del blog se ven alteradas en el orden de sus elementos, lo cual es una ventaja evidente. Por otra parte, no sólo se puede utilizar una única entrada para estos propósitos, sino cuantas se necesiten (claro está que si son muchas se invalida su eficacia). Incluso cabe la posibilidad de crear una entrada pegajosa que sólo muestre en la página principal su título: se añade la etiqueta <!–more–> delante del texto del artículo, y listo.

Por muy contagioso que resulte el entusiasmo de los usuarios de WordPress.com, no escribo esta entrada para glosar esta innovación, sino para destacar su utilidad en cualquier blog, y especialmente en los blogs de aula. Aunque seguro que a cualquier docente avezado en el uso de las bitácoras se le ocurrirán otras muchas ideas, no me resisto a señalar aquí unas cuantas posibilidades que brindan los sticky posts (para ser fiel a la verdad, debo reconocer que no todas las ideas son mías; algunas están adaptadas de las propuestas que han hecho los usuarios de WordPress.com tras leer el comunicado oficial antedicho):

  • Dar expresión a todo tipo de anuncios, convocatorias, avisos, recordatorios, calendarios de tareas, fechas límite para la entrega de trabajos o actividades, fechas de exámenes, etc. De momento, los sticky posts no permiten la automatización del intervalo cronológico durante el que se publican en la página principal (esta es una funcionalidad que han reclamado varios usuarios), pero no creo que su sugerencia tarde mucho en implementarse, bien en el núcleo de la aplicación, bien a través de un plugin.
  • Servir como escaparate de trabajos destacados realizados por los alumnos: un poema, un relato, un texto de creación, un ensayo, un cómic, un fotomontaje, una producción audiovisual, etc. Se puede pensar en una entrada pegajosa que vaya cambiando a lo largo del curso, o entradas sucesivas para los alumnos y alumnas registrados en el blog, lo cual permite dar a cada uno de ellos su oportunidad de lucimiento.
  • Crear un tablero de publicación para documentos instruccionales que el profesor presenta a sus alumnos: manuales, tutoriales, listados de tareas, relación de actividades, hasta exámenes y ejercicios. Cabría la posibilidad de organizar todo un blog de aula a lo largo de un curso académico mediante una categoría que incluyera una serie de entradas pegajosas dispuestas a intervalos cronológicos regulares: el trabajo de la quincena, la actividad del trimestre, las lecturas establecidas a lo largo de un período determinado, etc.
  • Republicar actividades, tareas o entradas que por algún motivo sea necesario repetir en el blog. Pensemos, por ejemplo, en una actividad que varios alumnos no han realizado adecuadamente y que es necesario volver a convocar y explicar (sería el equivalente bloguero del ejercicio o examen de recuperación). O, desde una perspectiva más positiva, se puede republicar alguna entrada escrita por los alumnos que tenga un valor o calidad singular; sería algo así como la entrada de la semana, o del mes, o del curso, etc.
  • Servir como soporte de funcionalidades que exigen por su propia naturaleza un espacio destacado y una posición fija en el blog: una encuesta, una sala de chat o un elemento multimedia particularmente vistoso. Para este tipo de funciones los blogs suelen utilizar las barras laterales, pero el espacio disponible en ellas suele ser a menudo demasiado estrecho, y en determinadas condiciones pueden pasar desapercibidas.
  • Disponer información importante que cambia con el tiempo y que hay que mantener actualizada y a disposición de los alumnos. Hasta ahora, solía recurrirse a una página estática, regularmente editada y actualizada, para mostrar este tipo de contenido, pero es indudable que con las entradas pegajosas se gana en inmediatez y accesibilidad. No hay, por otro lado, ningún problema para compatibilizar en el blog ambos sistemas.
  • Mostrar información importante que apunta a otro sitio, por ejemplo a otro blog que el profesor ha creado o que sustituye al que están viendo los alumnos, o que contiene información complementaria que deben conocer, etc. No deja de ser un anuncio, pero con propósitos específicos.

Y seguro que me dejo en el tintero otras tantas posibilidades. En todo caso, lo que tengo claro es que esta nueva función de WordPress exige retocar la estructura y disposición de mi propuesta de blog de aula para la exportación, que dejé en standby el curso pasado y que tengo intención de retomar en éste, con un WordPress actualizado, nuevas funciones y renovados bríos. Por cierto, muchas gracias a Javiyubal, por el acicate que para tomar esta decisión ha supuesto su reciente comentario. No sólo tiene toda la razón en tocarme las narices (y desde luego que no son necesarias sus disculpas); su intervención demuestra, además, que la ética del comentario en el blog debe ser algo más que ese desfile de alabanzas, loas y panegíricos mutuos que con entusiasmo digno de mejor causa solemos practicar los docentes blogueros.