Aunque el invierno está siendo bastante crudo este año, pues hemos tenido buenas dosis de casi todos los meteoros propios de la temporada -lluvia, viento, frío, nieblas-, hasta ahora la nieve apenas si había hecho acto de presencia en Pamplona. Hasta ayer, sábado, cuando por fin se cumplieron las previsiones que nos habían estado acechando durante las últimas semanas, y no dejó de nevar, aunque de forma más bien irregular, durante todo el día. No es que haya sido un temporal de ésos que hacen época, pero sí lo suficiente como para justificar la presente colección de fotos.