En los últimos días he estado preparando el blog para una próxima actualización a WordPress 2.8, la cual tendrá lugar cuando haya verificado que las funciones esenciales de la bitácora no se van a ver afectadas por alguna incompatibilidad grave de los plugins que tengo instalados con la última versión de la aplicación. A estos efectos me ha resultado de gran utilidad el enciclopédico listado preparado por WordPress Plugin Compatibility Checker, que he convertido, poco más o menos, en mi lectura de cabecera en estos calurosísimos días.

Pues bien, tanto la mencionada lista como el propio backend de WordPress me habían avisado de que una de las extensiones más útiles de entre las que prestan servicio en mi bitácora, el plugin Extended Live Archive, responsable del Índice general del blog, disponía ya de una nueva versión, titulada Better Extended Live Archive. A pesar de la advertencia del autor de esta última (cito literalmente, “If your blog has too many posts and tags, like more than 500 posts and tags, I suggest you not to use this plugin for now”), consideré que la actualización merecía la pena, y la instalé.

¡Ojalá nunca lo hubiera hecho!, pues la extensión no sólo dejó de funcionar, sino que además me impidió volver al plugin anterior. Ayer sábado estuve no sé cuántas horas apartado del mundo, sin leer, sin tuitear, apenas sin comer, afanado en una recuperación infructuosa del plugin, un afán inútil del que sólo consiguió apartarme Pilar para llevarme, prácticamente a rastras, al cine. La película que vimos –Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel– me pareció bastante sosa y aburrida, pero al menos tuvo la virtud de despejarme la cabeza.

Hoy, nada más ponerme ante el ordenador, me he dicho: “¿y si la culpa no es del Extended Live Archive, sino de otro plugin que entra en conflicto con él?”. Dicho y hecho, he desactivado todas las extensiones, he activado en primer lugar el generador de índices y, ¡hurra!, ha funcionado a la primera. Me ha costado algún trabajo ajustar el resultado al estilo de mi blog (suerte que tenía guardado el CSS de la ocasión anterior), pero el esfuerzo se ha visto coronado por un éxito casi completo.

Así que aprovecho la oportunidad para contar a la comunidad bloguera los descubrimientos que he realizado en torno a esta excelente extensión, cuyos índices no tienen rival con respecto a cualquier otro plugin de archivos que yo conozca:

  • No sé si el plugin Better Extended Live Archive funciona con las versiones 2.7.1 o 2.8 de WordPress (como he dicho al principio, todavía no me he actualizado), porque al final no la he instalado. Si alguien tiene experiencia con esta nueva extensión me gustaría conocerla.
  • Lo que sí funciona en WP 2.7.1 es la versión del plugin Extended Live Archive preparada y empaquetada por The Glitch. Por si acaso, recomiendo instalarla antes que cualquier otra extensión. No he descubierto con cuál entra en conflicto, pero lo que sí puedo asegurar es que si se instala ELA y luego los demás plugins, no se producen incompatibilidades.
  • En el curso de mis denodados esfuerzos por recuperar el índice del blog, me he tomado con una herramienta muy interesante, el plugin Options Inspector, del mismo autor que el ya mencionado Better Extended Live Archive. El inspector de opciones hace justo con lo que indica su nombre, es decir, comprobar todos los registros de la tabla wp_options e incluso editarlos (ojo, esto hay que hacerlo con sumo cuidado, pues una manipulación incorrecta de los valores de esta tabla puede dejar el blog fuera de servicio).
  • También he podido comprobar que bastan veinte minutos sin los plugins antispam instalados para que los spammers le obsequien a uno con sus aviesos mensajes. Así que la recomendación es obvia: si usted, atento bloguero, atenta bloguera, tiene treinta extensiones que reactivar y comprobar, no lo dude: empiece por los antispam.
  • Por último, en el ámbito bloguero se cumple también el adagio de que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. No voy a abrumar a mi respetable público con los detalles, pero si no tienen otra cosa mejor que hacer les animo a que lean las diversas entradas que he publicado en La Bitácora del Tigre sobre mis andanzas con los índices del blog.
alojamiento wordpress