El pasado 20 de abril publiqué un artículo titulado Comentarios, citas, tuiteos y retuiteos para el blog, en el que daba cuenta de mis iniciativas para conseguir que el flujo de referencias que se se genera en Twitter a partir de la publicación de un artículo en un blog pudiera integrarse en la lista de comentarios. Entonces utilicé para tal propósito el plugin Twitter Comments, una extensión que utiliza el API de Twitoaster para establecer conexiones entre las conversaciones tuiteras y el sistema de comentarios de un blog de WordPress.

A lo largo de las últimas semanas he comprobado, sin embargo, que el mecanismo con el que opera Twitoaster, y por tanto el plugin Twitter Comments, resulta poco convincente desde la perspectiva de la coherencia semántica de los artículos. En efecto, la naturaleza de las conversaciones de Twitter –fragmentarias, a menudo divergentes y en consecuencia muy dispersas- hace que los comentarios añadidos al blog presenten, con más frecuencia que la deseable, rasgos que los emparentan con el fenómeno del off-topic. Dicho en cristiano, que la integración de las conversaciones de Twitter en la lista de comentarios de un blog presenta un excesivo riesgo de falta de relación con los asuntos que se tratan en los artículos.

Por eso he decidido eliminar la extensión, así como todos los comentarios traídos al blog mediante el API de Twitoaster (pido disculpas a sus autores y autoras por un doble motivo: tanto por conducirlos hasta mi bitácora como por arrancarlos de ella), y sustituirlos por un sistema análogo, aunque, a mi modo de ver mucho más eficiente. Se trata del plugin BackType Connect, del que en su día leí un análisis muy elogioso de Fernando Tellado en Ayuda WordPress, pero que hasta el momento no había sido capaz de activar correctamente en La Bitácora del Tigre.

BackType Connect ofrece varias ventajas sobre Twitoaster: es menos agresivo y mucho más discreto, ofrece varias opciones de configuración entre las que se incluyen la integración de diversos servicios además de Twitter, como FriendFeed, Digg o Reddit, y, sobre todo, asegura que sólo se publicarán como comentarios en el blog aquellas citas que tengan una relación más directa con el contenido de sus artículos, evitando las referencias derivadas que, como las proverbiales cerezas extraídas de una cesta, van entrelazándose interminablemente en las conversaciones tuiteras.

De todas formas, conviene no lanzar las campanas al vuelo, porque no estoy del todo seguro de que BackType Connect sea la solución definitiva para los objetivos que pretendo. Como en tantos otros aspectos del cotidiano bloguear, habrá que esperar y ver. De momento, he instalado el nuevo plugin con algunas ligeras adaptaciones, que básicamente consisten en la traducción al español de varias cadenas de texto de la extensión original, para lo cual he seguido las minuciosas instrucciones que proporciona Francisco Javier Palacios, a quien cita Fernando Tellado en su artículo. Mis más sinceras gracias a ambos por sus utilísimas aportaciones.

alojamiento wordpress