En una de las sesiones del curso que estoy impartiendo sobre Administración de blogs educativos con WordPress, los asistentes manifestaron su interés por la posibilidad de modificar el aspecto del primer fotograma de los vídeos insertados en el blog mediante el plugin Viper’s Video Quicktags, que es el que yo suelo aconsejar para tales menesteres y el que de hecho está instalado en el blog del curso. Por supuesto, no se trataba de editar el vídeo, sino de modificar el reproductor con una imagen ad hoc que sustituyera a la que el vídeo presenta por defecto.

Como nunca había hecho tal cosa, no estaba seguro de que fuera posible, a pesar de que creía haber leído sobre trucos semejantes. Para despejar mis propias dudas, comencé a investigar en los foros de WordPress, donde encontré dos intervenciones, tituladas [Plugin: Viper’s Video Quicktags] first frame question y [Plugin: Viper’s Video Quicktags] FLV preview image, que me resultaron muy útiles. De ambas deduje –erróneamente, como luego se verá- que mi objetivo sólo era factible con un vídeo autoalojado y con formato FLV, por lo que rápidamente descargué uno de YouTube, mediante la extensión Download Helper para Firefox.

A continuación compuse una imagen relacionada con la temática del vídeo y subí ambos al blog. Luego inserté el vídeo en el sitio web mediante el código que figura a continuación, que es el que proporciona el ya citado plugin Viper’s Video Quicktags cuando se utiliza para incrustar un vídeo FLV (debe tenerse en cuenta que he añadido un espacio antes de los corchetes de inicio de los shortcodes, para evitar que el código se transforme en un vídeo insertado, pero en un código correcto no debe haber ningún espacio a la izquierda del corchete de apertura):

[ flv image="http://blog.com/imagen.jpg"]http://blog.com/mivideo.flv[ /flv]

La clave del efecto buscado es el parámetro “image”, que obliga al reproductor a que superponga al vídeo una imagen previamente elaborada a tal efecto (por cierto, no es necesario que la imagen tenga las mismas dimensiones del vídeo, porque el reproductor se encarga de redimensionarla). Tanto la imagen como el vídeo estaban alojados en el blog de prueba, en sus respectivas URLs.

Inmediatamente redacté una entrada en el blog del curso sobre el particular. Cuando la expuse a los asistentes al curso, uno de ellos, Fernando Lezaun, asesor de Nuevas Tecnologías del CAP de Pamplona, descubrió que la misma técnica sirve para un vídeo alojado en YouTube, el cual puede reproducirse con un código muy semejante:

[ flv image="http://blog.com/imagen.jpg"]http://videoyoutube[ /flv]

El resultado es esto:

El truco funciona con los vídeos de YouTube porque el reproductor para ficheros FLV que utiliza el plugin Viper’s Video Quicktags, el JW Player, dispone de un parámetro de imagen para conseguir el efecto deseado, y además es compatible con el API de reproducción de vídeos de YouTube. Sin embargo, el truco no funciona (al menos hasta donde yo he podido comprobar) con otros proveedores habituales de vídeos embebidos.

En todo caso, quiero dar las gracias a Fernando Lezaun por su “descubrimiento”, porque no hay duda de que en entornos educativos puede ser de gran utilidad. Y también quiero expresar mi reconocimiento a los demás compañeros y compañeras que asisten al curso, porque gracias a sus preguntas, a sus dudas y sus preguntas, estoy aprendiendo un montón, y disfrutando como en mis primeros días como bloguero con WordPress.

Addenda del 8 de enero de 2012

Acabo de comprobar que la técnica descrita en este artículo no funciona con los vídeos de YouTube, por razones que ahora mismo no tengo tiempo para investigar. Más vale decirlo, en cualquier caso, para que los lectores de este sitio no se llamen a engaño.