A lo largo de la historia de este blog me he ocupado en varias ocasiones de las distintas técnicas y aplicaciones existentes para generar documentos estáticos a partir del contenido online, y también sobre la operación inversa, es decir, la de generar sitios web dinámicos a partir de páginas web estáticas. En artículos como Hélice 12 y otros documentos en PDF, Para conseguir una versión offline del blog, El blog offline, esta vez en formato ePub, Más utilidades para exportar un blog de WordPress, Para convertir un sitio web estático en un blog y Nueva vida para las reseñas de Lengua en Secundaria, he investigado sobre generadores de archivos PDF y ePub, conversores de formatos, herramientas de exportación, ripeadores de sitios web, importadores de HTML, etc.

Aunque en el segundo de los artículos que acabo de citar ya hice algunos experimentos de exportación de La Bitácora del Tigre a PDF, la verdad es que hasta hoy mismo no había dado el paso decisivo de arrojarme a la blogosfera con toda la impedimenta a cuestas, para dar un estentóreo bitacorazo sobre la mesa virtual del ciberespacio. El impulso decisivo para ello me lo ha proporcionado Celestino Arteta, compañero y jefe en el PNTE, con una entrada-regalo navideño publicada en su excelente blog Educación Tecnológica, la titulada Blogbooker: crea un libro con tu blog, de la que hemos estado hablando durante los dos últimos días.

Siguiendo la estela de Celestino, he utilizado el servicio online BlogBooker para crear un PDF con todo el contenido de La Bitácora del Tigre durante sus más de seis años y medio de existencia, lo cual supone más de 770 entradas y muchos centenares de miles de palabras. No sé cómo no han explotado los servidores de BlogBooker durante la generación del documento, porque el resultado de una larga, larguísima espera ha sido un tomazo de 2.363 páginas (solo el índice ya ocupa 26), que pesa sus buenos 28 MB. y pico. También siguiendo el ejemplo de Celes, aunque con una variante con respecto al servicio utilizado (pues él lo ha hecho con Box.com) he colgado el PDF en mi directorio público de Dropbox, a disposición de quienes tengan el par de bemoles para enfrentarse con este monstruo bloguero. Que ustedes lo disfruten, con salud, paciencia y unas cañitas.

También he transferido el PDF al flamante Sony Reader PRS-T1 que le regalé a Pilar por Reyes (por cierto, el lector lo maneja con agilidad). Dudo mucho que ella caiga en la tentación de volver a leerme en ese dipositivo, pues tiene el buen gusto de preferir la versión digital de la última novela de Donna Leon, pero por lo menos podremos deslumbrar a los amigos y parientes. Ah, y no descarto pasar a PDF otros sitios que tengo perdidos por ahí, con documentación diversa que va cogiendo polvo, pero que en algún caso aún puede ser aprovechable.

La Bitácora del Tigre en PDF, por cortesía de BlogBooker y Dropbox [28,4 MB.]

alojamiento wordpress