Durante los últimos días he estado trajinando en el blog, con vistas a desarrollar un plugin de funciones específico para La Bitácora del Tigre. Tengo previsto publicar un artículo sobre el particular en cuanto termine ese trabajo (seguramente al final de esta misma semana), pero mientras pulía algunos detalles me di cuenta de que la página de búsquedas del blog, hasta el momento elaborada mediante el plugin Google AJAX Search, ofrecía un aspecto y funcionalidad poco acordes con el resto del sitio.

Habida cuenta de que WordPress ya dispone de su propia función de búsquedas, que está presente en un widget de La Bitácora del Tigre desde sus más tempranos balbuceos, cabía la posibilidad de prescindir de la citada página. Sin embargo, y dado que las búsquedas nativas de WordPress constituyen una de sus más notorias debilidades (en la comunidad de usuarios de esta aplicación se ha hecho legendaria la expresión “WordPress search sucks”, que equivale a algo así como ‘las búsquedas de WordPress apestan’), no me parecía que tal solución fuera la más acertada.

Tras una breve investigación, he dado con el artículo Integrate Custom Google Search Engine to Your WordPress Site, que me ha recordado la existencia del servicio de búsquedas personalizadas de Google, el cual se puede integrar en WordPress mediante diversos plugins, como Google Custom Search, Google Custom Search Plugin o Google CSE. He probado un par de ellos, pero por diversos motivos no me han dado el resultado apetecido. Así pues, desde mi cuenta de búsquedas personalizadas en Google, he creado un buscador, lo he personalizado, lo he integrado en el blog siguiendo las detalladas y precisas instrucciones que proporciona Google (el truco básicamente consiste en añadir al fichero header.php del tema un fragmento de código, así como un par de etiquetas al contenido de la página de búsquedas), y voilà.

Opciones de diseño del buscador personalizado de Google

Opciones de diseño del buscador personalizado de Google

La nueva página de búsquedas de La Bitácora del Tigre es ahora mucho mejor que antes, pero todavía presenta algún detalle que no me acaba de convencer, como por ejemplo la hoja de estilos CSS que se aplica a los resultados. No obstante, estoy seguro de que con unas cuantas idas y venidas por el potentísimo panel de control del servicio de búsquedas personalizadas de Google, complementadas por la infinidad de trucos y tutoriales que circulan por la Red, acabaré por conseguir unos resultados óptimos.