En respuesta al mensaje que Syahir Hakim, autor del tema Graphene para WordPress, ha publicado en el grupo de desarrollo del tema, esta mañana he pasado un buen rato actualizando la traducción al español de la versión 1.8.2, de próxima aparición. Tras enviar al autor un email con los ficheros de traducción y dos o tres sugerencias de mejora, Pilar y yo hemos salido a comer al Coto Valdorba. Su restaurante, que ya conocemos de otras ocasiones, me gusta mucho no solo por su excelente comida (los platos de caza son una delicia), sino porque La Valdorba, comarca de la zona Media de Navarra con la que tengo cierta vinculación familiar que alguna vez ya he detallado en este blog, es uno de los rincones de Navarra cuyo paisaje, recio, cálido y mediterráneo, más me agrada.

Mientras aguardábamos a que nos atendieran, me he puesto a curiosear con el móvil por el sitio web del Coto Valdorba, y, oh sorpresa, me he dado cuenta de que está elaborado con WordPress y con el tema Graphene. Enseguida se me ha ocurrido que no podía desaprovechar la coincidencia, y me ha venido una idea muy sabrosa (¡nunca mejor dicho!) a la cabeza: diseñar algo así como una hipotética ruta turístico-gastronómica-bloguera, cuyos hitos coincidieran con sitios web relacionados con la gastronomía que estén escritos, total o parcialmente, en español y hayan sido realizados con WordPress y el tema de Syahir Hakim.

Dicho y hecho. Tras regresar a casa, despertar de la siesta, comprobar que –¡por fin!–, Osasuna ha ganado su primer partido de la temporada y deja de ser colista, he navegado un rato por la Red, en busca de webs que reunieran los requisitos que acabo de mencionar. Con los primeros resultados obtenidos (la búsqueda no ha sido ni mucho menos exhaustiva), propongo a continuación una ruta turístico-gastronómica, que de momento habrá de ser exclusivamente virtual.

El viaje comenzará, claro está, por la Navarra Media, para luego desplazarse hasta la costa mediterránea española, donde nos aguarda la hermosa localidad de Nerja, y nuestro primer sitio web grapheniano (o graphenesco), Tapas-bars Nerja & Torrox (en inglés y español) que da cuenta de la rica variedad de tapas de la comarca malagueña de la Axarquía.

Paisaje de la Valdorba, cerca de Unzué

Paisaje de la Valdorba, cerca de Unzué

A continuación, el recorrido por los sitios web de restaurantes vestidos de Graphene nos obliga a coger el avión y volar a los Estados Unidos, donde encontramos dos ciudades de la costa este: Stamford, en Connecticut, sede del restaurante y panadería de comida guatemalteca The Maya, y Los de patanegra, un sitio web mantenido por la comunidad española de Pittsburgh, Pensilvania, que por supuesto presta toda la atención que se merece a la cocina de nuestro país. Sin salir de los Estados Unidos, aunque en la particular condición de estado libre asociado, quizás nos interese visitar el sitio Foodiespr.com, dedicado a patrocinar los atractivos gastronómicos de Puerto Rico.

Cruzamos la frontera entre Estados Unidos y México y, como era esperable, nos encontramos con una amplia variedad de sitios web: el blog de la empresa mexicana Mónica Gómez Banquetes; la web Bestinplaya.com, dedicada a loar las bellezas y las ricas viandas de Playa del Carmen, en el estado atlántico de Quintana Roo; y Vallarta a la carta, otro sitio de promoción turística, aunque en esta ocasión de la localidad de Puerto Vallarta, en el Pacífico.

Algo más al sur visitaremos la hermosa ciudad de Guayaquil, en Ecuador, sede de Viva Guayaquil. Y ya en territorio andino, los sitios web de un local chileno, Restaurante El estudiante, en Antofagasta, y el portal de promoción turística argentino Maipú, cuna del vino y del olivo, consagrado a la ciudad mendocina.

Si ustedes, amables lectores de La Bitácora del Tigre, paran por alguno de estos lares o entran en cualquiera de los restaurantes graphenianos que acabo de mencionar, díganles a sus responsables que van de parte de Eduardo Larequi, autor de la traducción al español del tema Graphene. A ver si les invitan, o al menos les hacen un descuento, a cargo del ahorro que representan las 620 líneas que contiene la traducción. Ya sé que hay que echarle morro (yo no me he atrevido a hacerlo en el restaurante del Coto Valdorba), pero por intentarlo no se pierde nada.

alojamiento wordpress