Vicios de bloguero y FeedDemon

A pesar de lo que pueda parecer, y de mi confesada blogoadicción, soy un bloguero lleno de taras, resabios y mataduras: no leo suficientes blogs, escribo menos comentarios de los que debiera (a veces por pereza, y otras porque...

Continuar leyendo