Desde el Grand Café de Funchal

Conectado a Internet con la PDA y a través de la excelente WiFi pública de Madeira (a ver cuándo...

Continuar leyendo