En esto se gastan los dineros públicos

Ayer tuve conocimiento de la existencia de T-Incluye (por cierto, su nombre es un ejemplo del artificio retórico del calambur), un sitio web que declara como finalidad “lograr una web inclusiva, en lo que al lenguaje se...

Continuar leyendo