Página de descargas creada por el plugin WordPress Download Monitor

Página de descargas creada por el plugin WordPress Download Monitor

Al hilo de algunos asuntos que se trataron en la segunda sesión del curso de Administración de blogs educativos con WordPress, que estoy impartiendo en el CAP de Pamplona, la administradora de un blog muy interesante (Kamishibai) me preguntó por las posibilidades de WordPress para gestionar un gran número de ficheros y sus correspondientes descargas. Ciertamente, la aplicación está un tanto limitada es este ámbito, pues el gestor integrado de ficheros, aunque muy útil para las tareas más habituales de subida, etiquetado e inserción de imágenes, audio, vídeo y documentos, tiene pocas posibilidades de configuración.

La pregunta me recordó los tiempos en que dedicaba un interés casi constante a Joomla! y a las extensiones dedicadas a la gestión de ficheros en dicho CMS, como Remository y DocMan, por lo que me puse a buscar sus posibles equivalentes para WordPress. Una breve investigación en el directorio oficial de plugins de la aplicación me permitió confirmar que existían varias alternativas interesantes, y rápidamente me lancé a realizar pruebas con las que me parecían más prometedoras. Lo que viene a continuación es una conclusión (seguramente parcial, pues sólo he probado cinco plugins, con un número limitado de ficheros) de mis investigaciones al respecto.

Los cinco plugins con los que he estado experimentando son los siguientes: RSFiles! – Download Manager, WordPress Download Monitor, WP-DownloadManager, WP-FileBase y WP Publication Archive. Los cuatro primeros son similares en concepto, pues son gestores de descargas que añaden funcionalidades específicas a la aplicación y tienen una gran cantidad de opciones; por su parte, el quinto marca un rumbo distinto, ya que funciona añadiendo a la aplicación un custom post type o tipo de contenido personalizado, denominado “Publications”, que se integra perfectamente en el interfaz de WordPress y se gestiona de manera muy semejante a las páginas y entradas habituales (para más información sobre los tipos de contenido personalizados, véase los artículos que les he dedicado en este mismo blog). Por otra parte, los cuatro primeros plugins disponen de ficheros de traducción, lo cual permite disponer de un interfaz en castellano (al final del artículo trataré de este asunto con mayor detalle), mientras que el último, al menos en su estado de desarrollo actual, no es traducible mediante el sistema estándar de WordPress.

De las cinco extensiones, WP-Download Manager (obra de Lester ‘Gamerz’ Chan, un programador al que toda la comunidad de WordPress debería estar muy reconocida, por la cantidad  y calidad de sus desarrollos) es la más antigua, pues sus primeras versiones se remontan al año 2007; no obstante, se ha actualizado con fecha de noviembre de 2010. Los plugins WordPress Download Monitor y WP Publication Archive también disponen de versiones muy recientes (de finales de noviembre de 2010 el primero y de mediados de diciembre del mismo año el segundo), mientras que RSFiles! se ha actualizado en junio del año pasado y la última actualización de WP-FileBase está fechada en marzo de 2010 (en alguno de los comentarios de los foros de WordPress se sugiere que este plugin ya no está en desarrollo).

Estos datos, que podrían parecer de escaso relieve, son sin embargo muy importantes para los usuarios que quieran tomar una decisión de futuro sobre un gestor de descargas para su blog, habida cuenta de la velocidad con que WordPress se desarrolla y del hecho de que la publicación de la versión 3.1 se halla a la vuelta de la esquina. Según los datos que obran en el repositorio oficial, esta es la situación de las cuatro extensiones en cuanto a compatibilidad:

  • WP Publication Archive: compatible con WordPress 3.1.
  • RSFiles y WordPress Donwload Monitor: ambos compatibles con WordPress 3.0.4.
  • WP-FileBase: compatible con WordPress 2.9.2 (yo la he instalado y probado en WordPress 3.0.4, donde funciona bien en líneas generales, aunque con ciertos problemas que luego detallaré).
  • WP-Download Manager: compatible con WordPress 2.8 o superior (no obstante, yo la he probado con éxito en WordPress 3.0.4).

A continuación haré una comparativa de las cinco extensiones, especialmente desde el punto de vista de su funcionalidad y la experiencia de usuario.

1. RSFiles! – Download Manager.

Es el único plugin de pago de entre los analizados en esta comparativa, aunque la versión de producción (en el momento de escribir estas líneas, la 1.0.0) se puede descargar gratuitamente tras registrarse en el sitio web de RSPlugins. Sus características más significativas son las siguientes:

  • Se pueden gestionar ficheros individuales o directorios completos con su correspondiente contenido.
  • Permite definir con gran precisión los datos asociados a las descargas (descripción, versión, licencias de distribución de los ficheros, miniaturas, servidores-espejo, etc.)
  • Presenta una buena gestión de grupos y permisos, lo cual permite definir con gran precisión qué roles (los de WordPress u otros definidos ad hoc) pueden acceder a los ficheros.
  • Ofrece gran flexibilidad a la hora de insertar las descargas en el frontend del blog, pues el plugin proporciona temas que presentan los listados de descargas y las páginas de detalle (con plantillas bastante fáciles de editar). Además, se pueden definir nuevos temas.
  • Es posible generar una página completa de descargas mediante el correspondiente shortcode. Debe tenerse en cuenta que, a diferencia de otros plugins que emplean esta misma técnica, el shortcode no permite parámetros.
  • Dispone de una funcionalidad de notificaciones por email que sirve para avisar a los administradores de que se ha producido una descarga, y a los usuarios de que el fichero que les interesa descargar está disponible en un enlace determinado.
  • Mantiene registros de las descargas y permite acceder a sus estadísticas.
  • El plugin puede traducirse al castellano. Ahora bien, la traducción se lleva a cabo mediante un fichero PHP en el que están definidas las variables necesarias, de forma parecida a como suele hacerse en Joomla! (de hecho, este plugin es una una adaptación para WordPress de la extensión original para Joomla!), pero muy distinta a la que emplea normalmente WordPress para tales propósitos. Además, aunque se traduzcan todas las variables, quedan elementos sin traducir, como por ejemplo el menú principal del plugin en el backend del blog.
  • La documentación es aceptable, pero algo escasa para lo que sería esperable en una extensión de estas características.

Entre las desventajas de la extensión, se pueden señalar las siguientes:

  • No se pueden subir los ficheros por FTP, ni tampoco es posible moverlos o trasladarlos a otro directorio, para enlazarlos luego con sus correspondientes URLs. Si se quiere hacer esto, hay que borrar los ficheros y volverlos a subir.
  • No tiene funciones de administración de ancho de banda.
  • No permite ampliar la información sobre las descargas mediante campos personalizados u otro método análogo.
  • Para disponer de las actualizaciones del plugin, hace falta pagar la correspondiente suscripción.
  • El código necesita depuración, pues se producen varias interferencias desagradables con el backend de WordPress, especialmente en las funciones del editor correspondientes a la inserción de enlaces o titulares.

Figura 1 – Menú principal del plugin RSFiles!

Figura 1 – Menú principal del plugin RSFiles!


Figura 2 - Página de descargas generada con el plugin RSFiles!

Figura 2 - Página de descargas generada con el plugin RSFiles!

2. WordPress Download Monitor.

El rasgo más característico y satisfactorio de este plugin es su excelente integración con el sistema nativo de gestión de ficheros de WordPress. En efecto, el plugin añade un icono a los cuatro ya existentes para este fin en el editor de la aplicación, desde el que se abre un completísimo interfaz para gestionar la inserción de ficheros en las entradas o páginas fijas.  Otros rasgos destacados son los siguientes:

  • Buena gestión de ficheros, con un interfaz que soporta las acciones masivas de edición, borrado o restablecimiento de estadísticas.
  • Es posible gestionar ficheros subidos al servidor por otros medios que los que proporciona la extensión, lo cual permite leer, clasificar y etiquetar los ficheros previamente subidos por FTP, circunstancia muy útil, por ejemplo, cuando hay que cargar en el servidor un fichero mayor que el tamaño máximo fijado para la función “upload” de PHP). 
  • Las descargas se almacenan en el directorio /wp-content/uploads/downloads/, en subdirectorios organizados por años y meses (es decir, de forma muy parecida a la que utiliza WordPress internamente), lo cual es cómodo para los usuarios y permite una adecuada organización de los ficheros.
  • Dispone de diversas funciones que permiten acceder a las rutas absolutas de la aplicación, así como a las etiquetas y campos personalizados, lo cual facilita mucho la gestión de los ficheros y su etiquetado.
  • Extenso soporte para formatos de salida, redirecciones, enlaces permanentes personalizados y servidores espejo para las descargas.
  • Se puede generar una página completa de descargas mediante el correspondiente shortcode, que admite muchos parámetros diferentes.
  • Completo sistema de registro y monitorización de descargas, con posibilidad de generar un fichero CSV.
  • Excelente fichero de traducción, mediante el sistema estándar de WordPress a base de ficheros .PO/.MO. Dentro del ZIP del plugin ya está incluida la traducción al español, aunque es incompleta. Al final de este artículo, incluyo mi propia versión, muy actualizada y mejorada.
  • El sitio web del autor ofrece una excelente documentación, sin duda alguna la mejor de todas las extensiones analizadas en esta comparativa.

En cuanto a los posibles problemas o defectos de la extensión, cabe señalar los siguientes:

  • La gestión de categorías tiene unas posibilidades bastante limitadas.
  • No dispone de ninguna utilidad para la administración de ancho de banda.
  • El creador del plugin financia su esfuerzo mediante enlaces patrocinados, cuya aparición en la cabecera del backend puede resultar molesta. No obstante, en las opciones de configuración se puede desactivar esta característica.
  • Con el plugin WP-DownloadManager activado, se producen conflictos entre ambas extensiones, que afectan al sistema de plantillas del WordPress Download Monitor.

Figura 3 - Menú principal del plugin WordPress Download Monitor

Figura 3 - Menú principal del plugin WordPress Download Monitor


Figura 4 - Botón para insertar descargas en el editor de WordPress

Figura 4 - Botón para insertar descargas en el editor de WordPress


Figura 5 - Página de descargas generada por el plugin WordPress Dowload Monitor

Figura 5 - Página de descargas generada por el plugin WordPress Dowload Monitor


Figura 6 - Página de detalle de la descarga de un fichero

Figura 6 - Página de detalle de la descarga de un fichero

3. WP-DownloadManager.

Como ya hemos señalado al principio de la comparativa, este es el plugin más antiguo de los cinco analizados, lo cual influye en el diseño general de sus funcionalidades y en la apariencia que tienen en el backend del blog. Con todo, constituye una alternativa perfectamente válida para la mayoría de usuarios, pues reúne un buen número de características:

  • Es posible gestionar ficheros subidos al servidor por otros medios que los que proporciona la extensión, lo cual permite leer, clasificar y etiquetar los ficheros subidos por FTP, o incluso los alojados en URLs externas (lo que el plugin llama “ficheros remotos”).
  • Los ficheros se almacenan por defecto en el directorio /wp-content/files, aunque es posible definir cualquier otra ruta o ubicación.
  • Buen soporte para establecer los roles de usuario que han de tener acceso a las descargas, aunque los permisos sólo se pueden definir para los roles estándar de WordPress.
  • Uso extensivo de shortcodes, con diversos parámetros, para insertar los ficheros de descarga en las entradas o páginas del blog. Un botón añadido al editor de WordPress permite insertar estos códigos con gran facilidad.
  • Se pueden definir varios tipos de formatos de salida, enlaces permanentes personalizados y mecanismos de redirección; en cambio, carece de la posibilidad de definir servidores espejo.
  • Dispone de un arsenal completísimo de plantillas para generar los listados de los ficheros. El sistema que utiliza, a base de numerosas variables, puede resultar algo complicado al principio, aunque a los usuarios que hayan tenido experiencia con otros plugins del autor no les costará demasiado entender su sistema de variables.
  • Como en otros plugins creados por Lester ‘Gamerz’ Chan, las funciones de desinstalación de la extensión son de gran calidad, y permiten borrar todo rastro de su configuración.
  • Buena documentación y excelente soporte mediante un sistema de foros. No obstante, en febrero de 2010 el autor comunicó que por motivos laborales ya no podría ofrecer este servicio, a pesar de lo cual ha seguido haciéndolo.

Entre las limitaciones de la extensión, hay que citar las siguientes:

  • La gestión de categorías tiene menos posibilidades que en otros plugins.
  • No existen funciones de administración de ancho de banda.
  • No permite definir licencias para distribución de los ficheros.
  • Tampoco ofrece campos personalizados o mecanismos adicionales de descripción y etiquetado, con lo cual la catalogación de los ficheros puede resultar insuficiente para determinadas necesidades.

Figura 7 - Menú principal del plugin WP-DownloadManager

Figura 7 - Menú principal del plugin WP-DownloadManager


Figura 8 - Página de plantillas del plugin WP-DownloadManager

Figura 8 - Página de plantillas del plugin WP-DownloadManager


Figura 9 - Página de descargas generada por el plugin WP-DownloadManager

Figura 9 - Página de descargas generada por el plugin WP-DownloadManager

4. WP-FileBase.

Probablemente éste sea el plugin más completo de la comparativa en términos de variedad de opciones de configuración, pues por ejemplo dispone de utilidades de gestión de ancho de banda, de marcas para definir los ficheros (idioma, sistema operativo, licencias, etc.) y de opciones de seguridad que no tienen ninguno de sus homólogos. Sin embargo, ya hemos señalado que el desarrollo de la extensión parece haber sido interrumpido (en el foro de WordPress correspondiente al plugin hay varias consultas sobre problemas de funcionamiento que no han sido respondidas), lo que puede comprometer su elección por parte de aquellos usuarios que pretendan disponer de funcionalidades actualizadas. En cualquier caso, el plugin WP-FileBase es una opción que en ningún caso debiera descartarse, pues presenta características de gran interés:

  • El menú de configuración (Ajustes > WP-FileBase) es excelente, con una gran cantidad de opciones perfectamente organizadas.
  • Permite subir ficheros por FTP, que luego se pueden sincronizar con la base de datos, opción muy útil para realizar una carga masiva de ficheros en el sistema.
  • Completísimo interfaz para el etiquetado de los ficheros, que permite conmutar entre un formulario sencillo, para subir ficheros con un conjunto de datos mínimo, y un formulario avanzado, mucho más completo. No obstante, carece de la posibilidad de definir etiquetas o informaciones adicionales, mediante campos personalizados o algún mecanismo análogo.
  • La gestión de categorías de ficheros es la más completa y eficiente de entre todos los plugins analizados.
  • Permite un alto grado de personalización de las plantillas de descarga, aunque lo cierto es que el interfaz de configuración no es fácil de utilizar, entre otras razones porque la edición de los elementos visuales está repartida entre varias entradas de menú diferentes.
  • Permite definir una página o entrada a la que se vincula el denominado “navegador de ficheros”, es decir, la plantilla que ofrece los listados con los ficheros para descarga. Esto hace posible definir la página de descarga de forma más rápida y sencilla que en otros plugins.
  • Incorpora dos widgets diferentes, que permiten insertar listados de ficheros y categorías en las zonas widgetizables del blog.
  • Ofrece un fichero de traducción muy completo, aunque para obtener una versión impecable hay que retocar algunos ficheros cuyas cadenas de texto no están preparadas para ser traducidas. Al final de este artículo, se incluye mi traducción del plugin.

En cuanto a los aspectos mejorables de la extensión, son los siguientes:

  • La función de inserción de ficheros en los documentos a través del editor de WordPress (supongo que lo que hace es insertar un shortcode, pero no lo he podido comprobar porque no me ha funcionado) no está bien lograda. He realizado diversas pruebas de desactivación de plugins para comprobar si esos errores eran consecuencia de alguna incompatibilidad entre extensiones, pero los problemas persisten, por lo que parece obvio que estamos ante un error de programación de la aplicación.
  • La gestión del plugin se realiza desde dos entradas de menú distintas (una, en Ajustes, para las opciones de configuración; la otra, en Herramientas, para la gestión de los ficheros), lo cual complica el manejo de la extensión, especialmente para usuarios noveles.

Figura 10 - Doble menú del plugin WP-FileBase

Figura 10 - Doble menú del plugin WP-FileBase


Figura 11 - Menú de gestión de descargas del plugin WP-FileBase

Figura 11 - Menú de gestión de descargas del plugin WP-FileBase


Figura 12 - Página de descargas generada por el plugin WP-FileBase

Figura 12 - Página de descargas generada por el plugin WP-FileBase

5. WP Publication Archive.

De entre todos los plugins analizados en esta comparativa, este es el más limitado en posibilidades, aunque también el que mejor se integra con el interfaz de WordPress y por tanto el más fácil de utilizar. Entre sus funcionalidades más significativas se cuentan las siguientes:

  • Se basa en el concepto de tipo de contenido personalizado (en este caso, “Publications”), lo cual garantiza una integración muy sólida con el sistema de menús y con el editor de WordPress. Cada fichero subido al blog es un artículo, con sus elementos asociados: URL, resumen, categoría, etiquetas, etc.
  • Las categorías y etiquetas de clasificación de los ficheros son las mismas que las categorías y etiquetas habituales de WordPress, lo cual puede ser una ventaja o un inconveniente según los casos. Por su parte, la autoría de los archivos está definida mediante una taxonomía personalizada (“Autores”), asociada al tipo de contenido personalizado “Publications”
  • Es posible referenciar, mediante la correspondiente URL, los ficheros subidos al servidor mediante otros medios: el gestor multimedia de WordPress, la conexión FTP, etc.

La ausencia de funcionalidades avanzadas que hemos visto en las extensiones anteriores (gestión de ancho de banda, de formatos de salida, de redirecciones, etiquetado avanzado, plantillas personalizables, etc.) no puede considerarse en este caso un defecto, pues el plugin ha sido diseñado para los usuarios que necesiten funcionalidades elementales y no quieran complicarse la vida. Ahora bien, también hemos observado algunos aspectos mejorables en la extensión.

  • El campo de resumen (Summary), donde hay que describir el fichero, no dispone de un editor visual, lo que supone una limitación para los usuarios que no están acostumbrados a escribir HTML.
  • No está preparado para utilizar el sistema de traducción estándar de WordPress. Si se quiere traducir al castellano, es necesario editar los ficheros PHP “a mano”. No permite utilizar desde el editor las funciones de subida de ficheros propias de WordPress.

Figura 13 - Menú de gestión de contenidos del plugin WP Publication Archive

Figura 13 - Menú de gestión de contenidos del plugin WP Publication Archive


Figura 14 - Gestión de los ficheros con el plugin WP Publication Archive

Figura 14 - Gestión de los ficheros con el plugin WP Publication Archive


Figura 15 - Página de descargas generada por el plugin WP Publication Archive

Figura 15 - Página de descargas generada por el plugin WP Publication Archive

Como conclusión final de la comparativa, quisiera formular mi propia recomendación, que por el momento se decanta por el plugin WordPress Download Monitor, aunque con un voto de confianza para el WP-FileBase, siempre, claro, que su desarrollo tenga continuidad y no quede paralizado. De hecho, el plugin WordPress Download Monitor es el que yo he utilizado para elaborar la página de Documentos en el blog del curso de “Administración de blogs educativos con WordPress”, que invito a visitar a todos los interesados.

Tal como había prometido, incluyo a continuación las versiones actualizadas y mejoradas de los ficheros de traducción de los cuatro primeros plugins analizados, a saber:

rsfiles-es_ES.zip

wp-download_monitor-es_ES.zip

wp-downloadmanager-es_ES.zip

wpfb-es_ES.zip

En cuanto tenga un rato, las pondré en conocimiento de sus respectivos autores, para que actualicen los plugins y hagan accesibles las traducciones a toda la comunidad de usuarios de WordPress.

Y antes de terminar, dejo caer una advertencia que nunca debería caer en saco roto cuando se trata de una aplicación tan extendida, y con una comunidad de desarrollo tan gigantesca como la de WordPress: hay unas cuantas extensiones para gestión de descargas que por diversos motivos (falta de actualización, coincidencia limitada con los objetivos del artículo, etc.) no he incluido en la comparativa, pero que pueden tener su interés. Ente otras, Download Manager, Downloads Manager, Drain Hole y Simple Download Monitor.

alojamiento wordpress