Se veía venir. Algunos bugs detectados en ciertas versiones de PHP, que comprometían la seguridad del CMS, y los problemas con FeedBurner han llevado a los responsables de WordPress a publicar la versión 2.0.7, apenas 10 días después de que apareciera la 2.0.6.

Aunque sea un incordio tanto cambio, merece la pena actualizarse a la nueva versión, especialmente en este caso, dado que las modificaciones entre versiones afectan sólo a unos pocos archivos, a saber:

  • wp-settings.php
  • wp-admin/inline-uploading.php
  • wp-admin/post.php
  • wp-includes/classes.php
  • wp-includes/functions.php
  • wp-includes/version.php

Yo acabo de actualizar la bitácora en un periquete, para lo cual he utilizado, una vez más, el archivo diferencial que tan amablemente proporciona Mark on WordPress. Otra cosa será enfrentarse a la versión 2.1, que parece estar a la vuelta de la esquina, con un montón de novedades (entre ellas el corrector ortográfico integrado del editor TinyMCE, ay Dios), y modificaciones en la estructura de la base de datos.