Bueno, después de un trabajo intensivo que me ha tenido horas y horas ante el ordenador, he terminado (o casi) la actualización de La Bitácora del Tigre a la versión 2.3. de WordPress . No he sufrido ninguna de las desgracias sobre las que informó Mario Núñez en un oportunísimo comentario, pero el camino hasta esta entrada tampoco ha sido un paseo militar. En todo caso, creo que será útil detallar mi experiencia con la nueva versión del gestor de contenidos.

La parte mecánica de la actualización -copia de seguridad de los archivos y de la base de datos, desactivación de los plugins, sustitución de los archivos viejos por los nuevos, activación del script de actualización, reactivación de los plugins, uno a uno- no ha presentado ningún problema, al menos hasta donde yo he podido comprobar (a este respecto, hay que reconocer que las instrucciones de actualización que WordPress publica para cada nueva versión son cada vez mejores). Sólo la importación de las etiquetas generadas por el plugin Ultimate Tag Warrior 3 presenta algún problema, que comentaré más adelante.

Aprovechando la actualización, he descargado e instalado el fichero de traducción al español, y la última versión del tema Tarski, la 1.7.2. El fichero de traducción para la versión 2.3 es casi impecable (y vaya desde aquí mi reconocimiento a los hermanos Carrero por la traducción y por su espléndido blog). En cuanto al tema, me ha costado algún trabajo modificarlo para que se adapte sin fisuras al blog, pero de momento ya he limado la mayor parte de las asperezas. Me queda la tarea de revisar a fondo los dos ficheros de traducción (el del CMS y el del tema) para ajustarlos a mis propios criterios lingüísticos, y tengo que comprobar todas y cada una de las páginas del blog para ver si hay alguna inconsistencia o fallo, pero el trabajo más complicado ya está finalizado.

De las novedades de WordPress 2.3, no puedo decir gran cosa, lo que probablemente es una buena noticia: el backend funciona igual que siempre, sin diferencias sustanciales de rendimiento (tal vez algo más rápido en varias opciones de administración); la función de etiquetado no le llega a la suela de los zapatos a la del UTW3, aunque ya tengo previsto algún plugin que supla sus deficiencias; la gestión de los enlaces permanentes es más eficaz que antes (pero para apreciar esta ventaja hay que cogérsela con papel de fumar); el editor HTML ha mejorado, aunque yo apenas lo use… Lo que no he conseguido que funcione es la lectura de las fuentes RSS en la página principal del tablero o escritorio, ni tampoco los avisos de actualización de plugins y del tema Tarski, pero estoy casi seguro de que estos problemas no tienen que ver con WordPress 2.3, sino con la política de seguridad de mi proveedor de alojamiento, al cual ya me he dirigido para que me ayude a salvar el escollo.

Como ya expliqué en su momento, tenía ciertas prevenciones respecto a la nueva función de etiquetas de WordPress. Los malos augurios se han cumplido, aunque sólo hasta cierto punto, pues aunque el script de importación de etiquetas generadas con el plugin Ultimate Tag Warrior 3 funciona bien (incluida alguna bromita de dudoso gusto) y es capaz de integrar perfectamente las etiquetas antiguas en los registros de la nueva tabla wp_terms, la importación no resulta del todo eficaz. En efecto, si antes de realizar disponíamos de etiquetas con espacios en blanco (digamos, por ejemplo, “literatura fantástica”) el importador las lee bien, pero convierte los espacios en guiones. De esta forma, se genera un registro que incluye los siguientes valores: en el campo name, el valor “literatura-fantástica”, y en el campo slug, “literatura-fantastica”. El segundo valor es perfectamente adecuado para los enlaces permanentes, pero no para representar los conceptos semánticos que se supone deben manejar las etiquetas; además, qué diablos, cuando se hacen consultas por etiquetas queda muy feo un titular como “Está navegando por los artículos con la(s) etiqueta(s) Jorge-Luis-Borges”.

¿Y cómo se arregla esto? Pues como un servidor sabe de SQL lo justito, recorriendo todos y cada uno de los registros de la tabla wp_terms, y modificando el valor del campo name en las casi ¡700 etiquetas! del blog, para conseguir que donde pone “perico-de-los-palotes” figure el nombre correcto de la etiqueta, esto es, “Perico de los Palotes”. Anteayer me puse a la tarea, pero tras media docena de pantallas del PHPMyAdmin me cansé y lo dejé para otro día. Prometo que acabaré esta tarea asaz desagradable, pero poquito a poco.

Por cierto, mientras redactaba este artículo, he visto que hay un problema con el sistema de búsquedas basadas en etiquetas: un desaprensivo podría echar abajo un blog actualizado a WordPress 2.3 mediante búsquedas con múltiples parámetros, que podrían provocar la saturación del servidor de bases de datos. Más vale que la gente de WordPress está al quite (y en la blogosfera hispana blogs como SIGT.net y aNieto2K), y ya se ha propuesto el parche para arreglar el bug.

Pero la tarea más laboriosa de todas ha sido actualizar el catálogo de plugins para asegurar que todos ellos funcionen eficazmente en la nueva versión del blog. He contado con la inestimable ayuda de la lista de compatibilidad con la versión 2.3 y el Upgrade Preflight Check, un plugin que identifica los posibles complementos problemáticos. El resultado de la comprobación y, en su caso, actualización de todos los plugins de La Bitácora del Tigre es este registro de compatibilidad, que seguramente vendrá bien a más de un colega bloguero:

  • AdSense-Deluxe, versión 0.8: sin problemas; no obstante, requiere la revisión del fichero loop.php del tema Tarski, para insertar en él las correspondientes funciones.
  • Akismet, versión 2.0.2: sin problemas.
  • Audio Player, versión 1.2.3: sin problemas.
  • CiteThis, versión 0.2.3. He modificado su comportamiento para utilizar un único estilo de cita (el de la MLA), que aparece automáticamente al final de cada entrada.
  • Creative Commons Configurator, versión 1.0: sin problemas, aunque he tenido que modificar los estilos CSS que controlan el aspecto del bloque de texto y el logo de la licencia.
  • Disk Usage, versión 2.0: sin problemas.
  • Embedded Video With Link, versión 3.4: sin problemas.
  • Exec-PHP, versión 3.3: sin problemas.
  • Falbum, versión 0.70: funciona adecuadamente, aunque exige crear una nueva plantilla (Falbum.php) apropiada para el plugin y coherente con el tema, proceso que aparece explicado en el wiki de Falbum. No obstante, persisten ciertos problemas de desajuste con el tema Tarski, y por tanto es probable que acabe por sustituir este complemento por otro que tenga una funcionalidad semejante.
  • FeedBurner FeedSmith, versión 2.3: sin problemas.
  • Full Text Feed, versión 1.04: sin problemas.
  • Get Recent Comments, versión 2.0.2: sin problemas.
  • Google Ajax Search, versión 1.2: sin problemas.
  • Google XML Sitemap Generator, versión 3.0: sin problemas.
  • Litebox, versión 1.0: sin problemas.
  • Live Comment Preview, versión 1.7: sin problemas, aunque es necesario editar el fichero comments.php del tema para que la vista previa de los comentarios aparezca en el lugar idóneo.
  • Maintenance Mode, versión 3.2: sin problemas.
  • OneClick Installer, versión 0.9.8: sin problemas.
  • Phpinfo, versión 1.1: sin problemas.
  • Samsarin PHP Widget, versión 1.2: sin problemas.
  • Secure Form Mailer, versión 5.33: sin problemas.
  • Sitemap Generator, versión 3.1: sin problemas, aunque hay que hacer algunos ajustes en el archivo del plugin y en el de traducción para que todos los mensajes aparezcan correctamente en castellano.
  • Smart Archives, versión 1.9.1: sin otro problema que la imposibilidad de utilizar la opción “list”, que ofrece una lista completa de todas las entradas del blog, ordenadas cronológicamente. Si configuro el plugin con esta opción, se agota la memoria que en mi plan de alojamiento pueden utilizar los scripts de PHP.
  • Spam Karma 2, versión 2.3: sin problemas.
  • Subscribe To Comments, versión 2.1.1: aunque no aparece en la lista de compatibilidad de plugins y en la página del plugin en WordPress.org se señala que sólo es compatible hasta la versión 2.2.1 del gestor de contenidos, yo no he encontrado problemas. Quizás sean necesarias más pruebas que las que yo he hecho.
  • Ultimate Google Analytics, versión 1.5.3: otro plugin que no está en la lista de compatibilidad, y en cuya página de WordPress.org se afirma que sólo es compatible hasta la versión 2.2 del CMS. A juzgar por las estadísticas que presenta mi cuenta de Google Analytics, en la que figuran datos posteriores al día en que reactivé el plugins, yo diría que funciona bien.
  • Upgrade Preflight Check, versión 1.0: sin problemas.
  • WordPress PDA, versión 1.0: sin problemas.
  • WP-DBManager, versión 2.20: sin problemas.
  • WP-Footnotes, versión 2.2: sin problemas.
  • WP-PageNavi, versión 2.20: sin problemas. No obstante, hay que editar la hoja de estilo del plugin para que el aspecto de la paginación sea homogéneo con el tema del blog.
  • WP-PluginsUsed, versión 1.00: sin problemas.
  • WP-PostViews, versión 1.20: sin problemas. Exige la edición de las plantillas del tema (en Tarski, loop.php), así como la generación de un fichero .mo de traducción para que el widget de las páginas más vistas aparezca en castellano.
  • WP-Print, versión 2.20: sin problemas. Exige la edición de las plantillas del tema (en Tarski, loop.php) y la generación de un fichero .mo de traducción para que la página de impresión aparezca en castellano.
  • WP-Scanner Activator, versión 1.0: sin problemas.
  • WP-ServerInfo, versión 1.00; sin problemas.
  • WP-Stats, versión 2.20: sin problemas. No obstante, es necesario crear un fichero .mo de traducción para que las estadísticas aparezcan en castellano.
  • WP-UserOnline, versión 2.20: sin problemas. Como en el anterior, es necesario crear un fichero .mo de traducción para que la información aparezca en castellano.
  • WP Chiclets, versión 1.2.3: sin problemas, aunque es preciso traducir algunas cadenas de texto del plugin para que aparezcan en castellano.

Me he despedido con algún sentimiento del Ultimate Tag Warrior 3 y de otros plugins que llevaban tiempo prestando servicio en el blog, pero no hay mal que por bien no venga: la bitácora se ha desprendido de peso muerto, y es ahora más ligera y fácil de manejar. A ver si dura.

Addenda del 7 de octubre de 2007

Tengo que rectificar alguno de los detalles del análisis que publiqué ayer. En concreto, lo relativo al rendimiento de la nueva versión, que parece significativamente más lenta que las anteriores a la hora de publicar contenido o editar el ya existente. No estoy seguro de que sea un problema del gestor de contenidos o de alguno de los plugins (¿tal vez el Google XML Sitemap Generator?, pero en todo caso noto el blog algo más pesado que antes.

Addenda del 8 de octubre de 2007

He modificado la traducción al español de la versión 1.7.2 del tema Tarski. Mi versión, que corrige algunas faltas de ortografía y se ajusta a mis propios criterios lingüísticos (por ejemplo, con la utilización sistemática de la segunda persona de respeto), puede descargarse aquí.

Addenda del 8 de octubre de 2007, a las 20,45 horas

Acabo de terminar la modificación de las etiquetas importadas a la versión 2.3 de WordPress. Después de tres sesiones de farragosa y lenta edición de la tabla wp_terms con el PHPMyAdmin, me he dado cuenta de que se podía acelerar el proceso: he hecho un volcado de la tabla y he editado el archivo SQL correspondiente con el editor Notepad++ (que es una utilidad excelente, una especie de chico para todo que se ha convertido en una de las herramientas que más utilizo para las tareas de mantenimiento del blog y otras muchas cosas), a fin de sustituir los guiones por espacios en blanco en el campo name de las etiquetas. Posteriormente, he vaciado la tabla wp_terms y la he vuelto a llenar con el archivo SQL transformado. En apenas veinte minutos de trabajo, he dejado las etiquetas limpias como una patena.

Addenda del 18 de octubre de 2007

Tras alguna demora, el servicio de soporte de mi proveedor de alojamiento ha dado paso en sus cortafuegos a las URLs implicadas en la página principal del Tablero de WordPress, en la página de administración de plugins y en la de configuración del tema Tarski. Ahora ya funcionan perfectamente los avisos de novedades de WordPress, los enlaces entrantes y las advertencias de actualización de plugins y del tema. ¿Qué más se puede pedir?

alojamiento wordpress