Desde que instalé el plugin WP-SpamFree, hará cosa de mes y medio, La Bitácora del Tigre vive prácticamente al margen del spam: ni comentarios basura, ni falsos positivos, ni pingbacks o trackbacks indeseables. Gracias a su combinación de JavaScript y cookies, el plugin es capaz de identificar los robots generadores de spam y diferenciarlos de los comentarios legítimos, con una eficacia indiscutible. La solución es, a mi modo de ver, mucho mejor que los captcha que yo mismo he utilizado a lo largo de la historia del blog. Estos artefactos son a menudo incómodos de poner en práctica (pues suelen obligar a retocar las plantillas), y desde luego resultan un incordio para los visitantes.

Scott Allen, autor del plugin, sostiene que el complemento ofrece porcentajes del 99% en la interceptación del spam generado por robots. A tenor de mis propias observaciones, esta cifra tan impresionante está muy cercana a la realidad. Es cierto que el plugin obliga a activar en los navegadores JavaScript y las cookies, pero ese es un precio muy pequeño que cualquier autor de blogs está más que dispuesto a pagar, habida cuenta de los hábitos de la gran mayoría de usuarios de Internet.

En fin, que estoy muy contento del resultado del WP-SpamFree (que en mi blog convive armoniosamente con Akismet), y por ello animo a otros colegas a que lo prueben. Ya sé que no servirá de mucho, pero por si acaso toco madera para que los creadores de spambots no inventen la manera de burlarlo.

alojamiento wordpress