Casi todos los fans de WordPress saben que la función de búsqueda nativa de esta aplicación no es como para tirar cohetes, pues para empezar sólo considera el contenido de las entradas y las páginas estáticas, dejando a un lado lo que pueda haber de interés en los comentarios. Cuando el blog es pequeño, esto no tiene demasiada importancia, pero cuando comienza a poblarse de comentarios (o de páginas fijas), se echa de menos una funcionalidad más potente. Por otra parte, WordPress organiza los resultados de búsqueda de la misma forma que el contenido, es decir, no los presenta por criterios de relevancia, sino en función de la disposición cronológica del blog.

Antes o después, el bloguero contumaz se ve obligado a echar mano de alguna extensión para lograr mejores resultados de búsqueda. Este ha sido el caso de La Bitácora del Tigre, en la que a lo largo del tiempo he probado afanosamente varios plugins: por ejemplo, el denominado Google Ajax Search, que utilizo para la página de búsquedas (pero en este caso no es el blog el que busca, sino Google), el Search Everything, contra el que siempre me he estrellado, a pesar de que sobre el papel ofrece funciones interesantísimas, o el Search Unleashed, que nunca funcionó como debía, hasta esta misma tarde.

No sé cuál puede ser la razón de que de repente me haya bendecido la suerte (seguramente, la última actualización del plugin tenga algo que ver), pero no me voy a molestar mucho en averiguarlo. Lo que sí puedo decir es que, a partir de la instalación y activación del plugin, el buscador interno de WordPress actúa como yo quiero, indagando no sólo en entradas y páginas, sino en comentarios, resúmenes, metadatos, etiquetas, categorías, páginas de archivos y hasta en el contenido que añaden los plugins al blog.

Todo esto se logra a costa de un par de tablas nuevas en la base de datos (wp_search y wp_search_phrases), de una labor manual de indexación que es necesario realizar en ciertas circunstancias (por ejemplo, cuando se modifica la forma de operar del Search Unleashed, o cuando se instalan determinados plugins), y, quizás, de un cierto enlentecimiento en la obtención de los resultados del buscador interno. Todo ello me parece, al menos por el momento, un coste más que aceptable a tenor de lo que ofrece el plugin, pues ahora no sólo es posible utilizar operadores lógicos en las búsquedas, sino que además la información resultante se muestra de acuerdo con criterios de relevancia, y con un resaltado por colores que, aunque no sea lo más elegante del mundo (es posible que acabe modificando la gama cromática que el plugin trae por defecto), tiene indudable utilidad.

Quien desee comprobar cómo funciona el invento, puede probar con la secuencia “música de Elmer Bernstein” (no me la he inventado yo, sino que es una de las que ha utilizado un visitante de la bitácora; entre otras ventajas, el plugin almacena los patrones de búsqueda utilizados por los usuarios), con y sin tildes, con y sin mayúsculas, entre comillas o sin entrecomillar. Por si hay algún lector despistado, le recuerdo que la caja de búsqueda se encuentra en la parte superior de la barra lateral del blog.

Addenda del 17 de julio de 2009

Habida cuenta de que las últimas versiones del plugin Search Unleashed exigen el pago de una cantidad en concepto de soporte a la labor del autor (y en caso contrario los resultados de búsqueda incluyen un aviso que no resulta muy elegante), he decidido prescindir de esta extensión y devolver a la vida, en cambio, el plugin Google Ajax Search, que había desactivado, y junto con él la página fija titulada Buscar, de la que me había deshecho en el proceso de limpieza del blog. No dudo de las bondades del Search Unleashed, pero lo cierto es que las tablas que se crean en su instalación devoran espacio en la base de datos y necesitan un mantenimiento bastante exigente.

alojamiento wordpress