El lunes actualicé La Bitácora del Tigre a la versión 2.9 de WordPress. Naturalmente, tomé todas las precauciones necesarias, esto es, hice copia de seguridad (de hecho, dos copias) de la base de datos, de todo el directorio /wp-content, de los demás directorios donde almaceno los archivos que voy subiendo, de los ficheros wp-config.php, .htaccess, robots.txt y de algún otro elemento clave en mi configuración.

A continuación desactivé todos los plugins y puse en marcha el actualizador automático (Herramientas > Actualizar), que realizó su tarea en pocos minutos. Tras conectarme de nuevo al backend del blog, actualicé la base de datos y comprobé si el contenido de la bitácora era visible y navegable. Todo parecía funcionar, así que comencé la tediosa tarea de reactivar, uno a uno, la larga serie de plugins que tengo instalados.

La reactivación tampoco presentó ningún problema serio, aunque sí me dio algún susto que otro, pues el funcionamiento de ciertos plugins depende de que otros estén activos, por lo que una reactivación como la que yo llevé a cabo –en orden alfabético, para no olvidarme de ninguna extensión–, queda expuesta a bloqueos de determinadas funcionalidades.

No obstante, el proceso no ha culminado con un éxito completo, pues el tema Tarski, que utilizo como plantilla predeterminada en el blog, se empeña en negarse a ser traducido. El archivo .MO de traducción sencillamente no funciona, y el resultado es que La Bitácora del Tigre mezcla confusamente dos lenguas, el castellano y el inglés. Ben Estaugh, el creador del tema, en respuesta a una intervención mía en los foros de Tarski, ha señalado que se han producido cambios en los mecanismos de localización de la nueva versión de WordPress, y opina que probablemente ésta es la causa del desaguisado.

Curiosamente, este problema sólo afecta a la plantilla, pues tanto el backend de WordPress como los plugins que incluyen archivos de traducción funcionan, hasta donde yo sé, perfectamente. Para acabar de complicar el asunto, el fallo no parece generalizable a todas las plantillas que se traducen mediante archivos .PO/.MO, pues las hay que no presentan semejante comportamiento y funcionan a las mil maravillas en mi alojamiento. Por otra parte, tampoco todos los servidores se ven afectados de la misma manera, pues por ejemplo, el que aloja mi Blog de pruebas en BlueHost, es capaz de leer la traducción del tema Tarski. Si alguien tiene información sobre este caso y sabe cómo resolver esta situación (¿quizás se deba a librerías no actualizadas en el servidor, o algún tipo de incompatibilidad similar?), le agradecería mucho que me lo cuente, o que dé cuenta de la posible solución en la entrada de los foros de Tarski a la que me he referido en el párrafo anterior.

Con la excepción del feísimo incidente que acabo de describir (y tras el que estoy pensando, muy seriamente, en cambiar la plantilla del blog), las primeras impresiones con WordPress 2.9 son satisfactorias, pero no tanto como para tirar cohetes. El sistema resulta tan fácil de utilizar como siempre, y quizás algo más ligero en determinadas circunstancias, si he de creer los mensajes que emite el plugin Google (XML) Sitemaps Generator for WordPress, a la hora de generar el mapa del sitio, los cuales revelan un consumo de memoria significativamente inferior al de versiones anteriores. En cuanto a las novedades más relevantes (para un listado exhaustivo véase el artículo Version 2.9 en el Codex de WordPress), he podido comprobar en éste y en otros blogs que la papelera para las entradas borradas, el editor integrado de imágenes y el actualizador masivo de plugins funcionan tal como se esperaba de ellas, aunque ninguna de estas características resulta para mí de importancia trascendental.

La cuarta de entre las novedades más destacadas de WordPress 2.9, la incrustación de elementos multimedia en formato oEmbed, funciona en La Bitácora del Tigre de una manera harto caprichosa, pues no se insertan los vídeos de diversos proveedores con los que he hecho pruebas ni los documentos de Scribd, pero sí las fotos y los vídeos de Flickr (para más información de los sitios que soportan esta tecnología, véase el artículo Embed del Codex). Sin embargo, en otros blogs de prueba que tengo alojados en un servidor diferente no hay rastro de estos problemas, por lo cual me reservo una opinión definitiva sobre esta funcionalidad hasta que tenga más elementos de juicio.

Por cierto, a punto de publicar estas líneas acabo de enterarme por Ayuda WordPress y anieto2k, de la inminente publicación de WordPress 2.9.1, que corrige algunos fallos bastante gordos de la versión anterior. Para mi desgracia, creo que el de la imposibilidad de traducir el tema Tarski no se encuentra entre los problemas resueltos.

Addenda del 23 de diciembre de 2009, a las 10,30 horas

He podido comprobar que la nueva función de papelera de entradas borradas genera ciertos problemas. Aunque el borrado “provisional” funciona bien, a la hora de eliminar una entrada de forma definitiva se producen mensajes de falta de memoria y conflictos con diversos plugins. Por todo ello, he decidido prescindir de esta funcionalidad, que para mí es poco relevante, para lo cual he insertado la siguiente línea de código en el fichero wp-config.php:

define('EMPTY_TRASH_DAYS', 0 );  // Deshabilitar papelera