La migración de La Bitácora del Tigre a su nuevo dominio ha salido tan bien, y me ha puesto tan contento, que no puedo evitar el mostrarme juguetón y zascandil. Así que me hago un regalo a mí mismo, y a los compañeros blogueros (espero que no lo consideren un regalo envenenado) que con tanto entusiasmo colaboraron en el famoso Meme de ripios blogueros. Si queréis, colegas, participar en otro meme creativo y poético, en la línea juguetona y descarada del que yo propuse hace tiempo (y aprovechando también el impulso renovado del que hace poco convocó Elisa Armas), os propongo el siguiente reto: componer un poema con algún truco escondido. La iniciativa debiera servir, al menos, para los siguientes propósitos:

  1. Primero y fundamental: divertirse, pasarlo bien, quebrar un ojo al diablo.
  2. Segundo: demostrar a nuestros alumnos que las formas poéticas clásicas están vivas y gozan de excelente salud.
  3. Tercero: alentar a los alumnos (y a nuestros compañeros blogueros, por qué no) a divertirse con la poesía, a hacer experimentos, a disfrutar del lenguaje y a reírse al lado de sus profesores y profesoras, que a pesar de lo que está cayendo, mantienen un excelente sentido del humor.
  4. Y cuarto: descubrir el secreto que se esconde en el poema. El enigma siempre gusta a los chicos.

A continuación figura mi contribución al meme. Premio para el caballero o la señora que descubra en qué consiste el secreto escondido. Una pista: en la novela de Pablo Tusset que reseñé el pasado día 4, un criminal se vale del mismo artificio poético, sólo que todavía más complicado, para encelar a los investigadores del caso (véase Pablo Tusset, En el nombre del cerdo, Barcelona, Destino, 2006, pp. 163-168).

SONETO

En su cubil tigresco está aguardando,
Dedos en el teclado y ojos fijos,
Uno que ama en la Red los entresijos,
A quien Tigre los blogs están llamando.

Ronronea de gusto cuando al mando
De un meme blogosférico, sus hijos
(Octavas, verbos, dísticos, afijos)
Le convocan por orden de este bando.

Allí va el Tigre raudo y presuroso,
Reo de amor a justas rimadoras,
Émulo de los vates y afanoso

Quebrantador de hiatos y de auroras.
Únansele blogueros, en gozoso
Impulso memesférico, por horas.

Gane quien gane el meme, enhorabuena.
A todo el que intervenga, se le dote:
Red gratis e Internet, de clips un bote,
Conexión gigabyte, de la buena.
Invítenle a Gmail, ya de rebote.
¡Anda, qué generoso el estrambote!

Soneto con estrambote, formado por un cuarteto y un pareado.

Que siga el meme quien lo desee. Lo dejo caer, compañeros y compañeras, consciente de que tendréis tareas mucho más urgentes e importantes que la de atender a este tipo de “superfluosidades”. Pero ya lo he dicho al principio: estoy contento como unas castañuelas y el gozo me revienta por las cinchas del caballo, que decía el otro.