Siguiendo la costumbre inaugurada en 2010, también este año los Reyes Magos de Oriente se han acordado del oficio de este humilde bloguero y le han traído como obsequio uno de esos gruesos volúmenes con los que la Real Academia Española nos deleita en los últimos tiempo a los filólogos. Me refiero, claro está, a la Ortografía de La Lengua Española, que ha llegado hasta los estantes de nuestra atiborrada biblioteca cuajada de novedades, unas cuantas de las cuales me van a obligar a un esfuerzo suplementario de atención: entre ellas, referirme al emirato de Catar con “c”, en vez de la tradicional y deliciosamente exótica “q” (por cierto, el cambio ya está recogido en el correspondiente artículo de la Wikipedia, que invoca la autoridad académica con la oportuna referencia a la página 723 del apéndice 4, de la lista de países y capitales con sus gentilicios); escribir guion sin tilde, de acuerdo con los nuevos criterios de definición y representación ortográfica de los diptongos (pp. 231 y 235-235); o fundir en una única palabra los prefijos con los términos a las que preceden, como en el caso un tanto rebuscado, pero no imposible, de exextraterrestre (p. 533 y 538).

Cuchufletas aparte, gracias a la coincidencia de diversas instancias o convocatorias de los Reyes Magos, incluida la socorrida del autorregalo (obsérvese que en esta palabra aplico rigurosamente la nueva normativa académica, tal como se expresa en la página 119), la Ortografía ha llegado a casa en buena y miscelánea compañía, como demuestra la primera imagen de la galería de fotos: la Historia de la literatura española 5. Hacia una literatura nacional 1800-1900, de Cecilio Alonso, tercera entrega de la Historia de la Literatura Española dirigida por José-Carlos Mainer, sobre cuyo volumen inaugural ya traté en este blog; la novela Sukkwan Island, del escritor norteamericano David Vann, de la que he leído varias reseñas encendidas de elogios; Snow Crash, de Neal Stephenson, y Materia, de Iain M. Banks, dos obras de ciencia ficción de las que también tengo excelentes referencias; y, finalmente, un libro sobre WordPress, que llegó al mercado español con el retraso habitual que sufren estas materias, y que me he regalado a mí mismo con la intención de demostrar a los asistentes a un próximo curso sobre administración de blogs educativos que el panorama editorial español no es un desierto del todo inhóspito (sí, ya sé que las comparaciones son odiosas, pero puede comprobarse cuán distinta es la situación de la bibliografía sobre esta aplicación en la lengua de Shakespeare consultando en Amazon los libros sobre WordPress).

Los Reyes Magos también nos han traído la presencia de ánimo necesaria para enfrentarnos a la ordenación de una de las secciones de nuestra biblioteca (la de literatura extranjera e hispanoamericana, para más señas), que hasta el pasado viernes albergaba unos 1200 volúmenes en un estado de creciente entropía. Ha sido una ardua tarea, erizada de dificultades y riesgos –el polvo insidioso, siempre pugnando por introducirse en las narices y otros orificios, las uñas que se rompen al intentar asir libros en posiciones articulatoriamente imposibles, los derrumbamientos o/y tropezones con las pilas de libros provisionalmente colocados de cualquier manera (en la cuarta fotografía puede observarse cómo quedó un rimero tras precipitarse sobre mi cabeza), las enconadas disputas sobre si las obras de Sir Arthur Conan Doyle, por poner un ejemplo significativo, deben ir en los anaqueles de la “C” o de la “D”.

Afortunadamente, tras un día de trabajo febril del que dan cuenta las fotografías de la galería, la estantería quedó en perfecto estado de revista, hasta el punto de que al terminar la jornada, Pilar y yo nos regodeamos un buen rato en la contemplación inmóvil del silencioso espectáculo de un millar largo de libros en riguroso orden alfabético, sin polvo, sin aberraciones biblioteconómicas y sin solución de continuidad. A ver cuánto duran así.

Real Academia Española y Asociación de Academias Americanas, Ortografía de la lengua española, Madrid, Espasa Libros, 2010; Alonso, Cecilio, Historia de la literatura española 5. Hacia una literatura nacional 1800-1900, Madrid, Barcelona, Crítica, 2010; Vann, David, Sukkwan Island, Barcelona, Alfabia, 2010; Stephenson, Neal, Snow Crash, Madrid, Barcelona, Gigamesh, 2009; Banks, Iain M., Materia, Madrid, La Factoría de Ideas, 2010; Silver, April Hodge y Hasin Hayder, WordPress, Madrid, Anaya Multimedia, 2010.

alojamiento wordpress